Inicio Agricultura Desarrollo de la siembra de soya en Venezuela y el manejo agronómico

Desarrollo de la siembra de soya en Venezuela y el manejo agronómico

378
0

El consumo de  soya  garantiza  grandes beneficios nutricionales por su alto contenido de proteínas, aminoácidos,  omega 3, 6 y 9 y fibra.

La siembra de esta planta  a corto plazo pudiese generar un gran aporte  a la agricultura venezolana. Para conocer más acerca de ella y sus métodos de cultivo,  nuestro director Gilberto Esteva Grillet, entrevistó  al Asesor  y Consultor de Fondesoya  José Luis Zocco.

En cuanto a la historia de las plantaciones de soya en Venezuela, informó que  se conoce desde la  década de los 40, cuando comenzaron a investigarse algunos materiales. No obstante, fue a partir de los años 80 cuando se fortalece el cultivo, con la creación de un programa de producción masiva  y se logran algunos avances en la investigación.  En el  año 1986 la Fundación Fusay, mediante una alianza  con la Fundación Polar, realizaron  también  unos trabajos de investigación sobre la soya.

A su juicio, en Venezuela  el cultivo de soya no se ha afianzado por cuestiones específicamente comerciales, puesto que  siempre  ha resultado más  económico  importarla que producirla. Para esto se necesitan políticas de estado firmes que pocas veces se han ejecutado.

Producción actual

En el estado Portuguesa contamos  con “Los Tercos del campo”, un grupo de productores liderados por el ingeniero Ramón Bolotín, conocedores de este cultivo y su correcto manejo, quienes a pesar de que este rubro es  poco conocido,  han logrado posicionarse y  todos los años han ido incrementando la superficie de siembra  obteniendo  excelentes resultados.

Mencionó  de manera particular que en el oriente del país también existen unos  productores que son de marcada trayectoria, debido a la influencia ejercida por Brasil y actualmente son quienes abarcan la mayor superficie sembrada en Venezuela.

Ing. Agron. José Luis Zocco, Consultor de Fondesoya

Estima que para el momento  las  condiciones están dadas para realizar este cultivo por el alza  de los precios a nivel internacional y que fueron  las dificultades para la importación,  lo que hizo que el sector agroindustrial  y los productores  decidieran sumar esfuerzos e invertir en la producción de soya en el país.

Considera que gracias a estos esfuerzos nace Fondesoya,  con  la participación de la agroindustria y las asociaciones de productores. Cuya misión ha sido dar a conocer el cultivo y capacitar a los productores y a los técnicos en su manejo , logrando significativos resultados, no tan inmediatos, pero sí de gran importancia, como  la mejora sustancial en el area de manejo de cultivos,  que era casi desconocido y por eso se carecía de estabilidad en esos resultados.

En 2020 se produjo soya de muy buena calidad, debido a que los productores se prepararon en cuanto al manejo de la soya. También han interpretado muy bien que de la soya no se aprovecha

Sólo lo que se cosecha, sino también  lo que deja en el campo, la rotación de soya con otros cultivos le trae beneficios, por lo que aporta el cultivo al suelo.

Sostuvo  que algunos productores afirman que Venezuela en la actualidad tiene un potencial superior a los dos millones de hectáreas, es decir, la superficie sembrada supera a lo que se necesita la agroindustria para su procesamiento, que serían  un millón cuatrocientos mil hectáreas.

Según Fondesoya, Los estados de Venezuela potencialmente preparados para la siembra son los considerados netamente agrícolas: Portuguesa, Monagas, Anzoátegui, Guárico,  Barinas e incluso Zulia.

 

Intentos de alianzas con inversores extranjeros

En el estado Anzoátegui se pudo haber desarrollado un gran proyecto en alianza con empresas precisamente provenientes de Brasil.  Se trata del famoso complejo  Abreu de Lima, cuando durante la gestión del fallecido ex presidente  Hugo Chávez,  éste hizo una inversión para siembra de soya  y no se llegó a desarrollar el proyecto, para el cual había prometido garantizarles 500 hectáreas.  Se llegó a hablar de producción de leche y carne de soya, tras el presunto respaldo de  inversionistas iraníes.

El experto acotó con relación a este tema, que las condiciones para la ejecución del complejo no eran las adecuadas porque involucraron la política en la agricultura y su parte técnica. El complejo contaba con una gran infraestructura, pero no hicieron el esfuerzo necesario para desarrollarlo.

 

Rotación de cultivos

El especialista aconsejó a los productores de otros rubros, como por ejemplo maíz, que deseen probar e iniciarse en la siembra de soya, que lo ideal es comenzar con una superficie de siembra de  aproximadamente unas 10 hectáreas,  iniciar rotando con soya al menos el 25% de su superficie, tomando en cuenta el beneficio extra que da la soya.

Explicó que lo correcto  sería que el 50% sea en rotación, es decir, si un productor tiene 200 hectáreas, debería sembrar 100 de soya y 100 de maíz y en ese sentido lo vaya alternando, para obtener  excelentes resultados con respecto a la producción de ambos cultivos,  debido a que  se rompe el ciclo de plagas  y de maleza.

Finalmente Exhortó a los productores a no sentir ningún temor al iniciarse y experimentar con el cultivo de soya, a pesar de ser éste un cultivo retador que pone a prueba su nivel de conocimiento,  pero que al final otorga muchas satisfacciones.  También les recomendó conocer el momento oportuno para aplicar los herbicidas,  monitorear muy bien las plagas de la siembra, porque a pesar que  es una siembra que tiene pocas plagas, éstas  puedan influir en el rendimiento.

 

 Visión Agropecuaria/ Zuleima Falcón Velásquez 

 

Lea También: Producción de café en Aragua pasó de 250 quintales en 2019 a solo 14 este año

Comenta ahora!