Antonio Escalona de UNAGANDES : Al bolívar hoy en día lo único...

Antonio Escalona de UNAGANDES : Al bolívar hoy en día lo único que le quedó fue el nombre – Parte II

68
0
Compartir

Trujillo, Edo. Trujillo.- “Estamos en un  proceso de desmonetización monstruoso, al bolívar hoy en día lo único que le quedó fue el nombre”

Antonio Escalona: Presidente de la Unión Agrícola y Ganadera de los Andes (UNAGANDES)

Así lo dio a conocer el Presidente de  UNAGANDES, La Unión Agrícola y Ganadera de los Andes, en el segundo segmento de la entrevista realizada por el colega periodista y locutor José Monagas, en su programa “La Conversa”.

 ¿Cómo ha afectado la dolarización,  al sistema agro productivo nacional, el hecho de que ahora todo se venda y se compra en dólares, es una ventaja o una desventaja?

“Indudablemente que la dolarización, (soterrada inicialmente y hoy en día descarada), es un hecho  en nuestra economía, es lo que digo yo, ha oxigenado la economía estos últimos dos años y ha hecho que podamos ver alguna actividad económica y comercial en nuestro país. Es una situación que el gobierno nacional se ha negado a aceptar porque contrasta de manera frontal con sus pronunciamientos socialistas, pero que “tras bambalinas”, sabe que es lo único que sostiene la economía nacional. El sector agro productivo, hace mucho tiempo, venimos comercializando nuestros insumos, (es una palabra un poco fuerte), de manera “clandestina”, porque son productos que entran en el mercado negro en el país,  pero es el único sustento que hemos tenido para  sostener con estos insumos nuestra actividad productiva, en cuanto a lo que es la obtención de productos para la actividad agrícola: fertilizantes, insecticidas, fungicidas y medicinas veterinarias. Hoy en día eso está un poco más abierto, pero no formalizado, esta es la gran diferencia de que estamos en un mercado que no es formal y entonces todo esto está al libre albedrío de quien ofrece y el demandante es la víctima, nosotros como clientes acudimos a este tipo de mercados, que generalmente somos víctimas o de un exceso, en cuanto al precio del producto, o de un producto alterado por personas inescrupulosas que para obtener mayores ganancias ofrecen un producto y cuando vamos a la formulación para nuestros cultivos o para animales, entonces este es un producto  ineficiente y es hasta peligroso.

Entonces la dolarización es un hecho, y que desde hace mucho tiempo se invitó al Gobierno Nacional a que la considerara, pero “satanizaron” el dólar como símbolo del capitalismo, y el dólar a nivel mundial es la única moneda que se ha fortalecido aun en sus crisis internas de Estados Unidos; es el único medio con el que se comercializa internacionalmente. Venezuela debe estar abierta a eso y nosotros acceder a los mercados internacionales de manera franca con obtención de divisas legalmente y que las autoridades gubernamentales, bien sea, o regularicen de manera abierta todo este mercado de divisas, para poder acceder a los beneficios del mercado internacional en cuanto a productos e insumos nos ofrece; o bien sea, que fortalezca la moneda. De tal manera, que estamos en un  proceso de desmonetización monstruoso, al bolívar hoy en día lo único que le quedó fue el nombre, pero es un proyecto, debemos recuperar nuestra moneda, solamente porque tenga el nombre de nuestro libertador ya es un compromiso la recuperación del poder adquisitivo de nuestra moneda, pero hoy en día, desde el punto de vista internacional y aun interno, pues no lo tiene, debemos ser sinceros con eso, la  dolarización es un hecho y hay qué regularlo, pero de manera franca, expedita y abierta; de manera que no sea un problema comercializar en moneda extranjera, sino que sea un recurso para solucionar un problema de un  producto que no existe dentro del país”.

 

 ¿Sabemos por experiencia que el sector gremial, campesino del país, ha intentado sentarse en  mesas de diálogos para proponerle al gobierno políticas que den respuestas a sus necesidades; en este caso han tenido algún acercamiento con el denominado “Gobierno Interino”, ustedes los productores, ante la proximidad de unas elecciones, cuestionadas o no, aplaudidas por unos, descalificadas por otros, para elegir una nueva Asamblea Nacional, cual es la posición del gremio que usted representa, Antonio, votar o no votar, en todo caso, cual es su recomendación para sus agremiados?

La Unión Agrícola y Ganadera de Los Andes, es una asociación  civil que agrupa hoy en día 846 afiliados en un área geográfica de cuatro estados y medio, (digámoslo así porque estamos concretando Lara y Yaracuy). Allí hay distintas formas de pensar, nosotros como asociación no tenemos ningún fin partidista y yo como representante directivo de esta asociación no puedo comprometer la figura de la asociación con un fin partidista. Indudablemente hay un sentir nacional que nace de la vivencia diaria del pueblo, sobretodo de sus carencias, de su maltrato, de allí nace un  sentimiento que va a un rumbo, pero no es nuestro trabajo canalizar ese sentimiento, ni propiciarlo, nuestro trabajo va más hacia la parte organizacional y hacia lo que es institucional. Nuestros afiliados están en absoluta libertad de proponer, de pensar y hacer políticamente y partidistamente lo que crean que es lo conveniente, no podemos en este momento nosotros pronunciarnos; ahora cuando hablo de un sentimiento nacional hablo de un  sentimiento lógico”.

 Que vaticinan para el sector productivo ante la llegada de fenómenos naturales como (El Niño, La Niña, cambios climáticos), de qué manera piensan que se puede, en una Venezuela con la economía destrozada, sobrevivir y garantizarle al pueblo la comida,

“Los fenómenos naturales son algo rutinario en nuestra actividad, El Niño y La Niña, son fenómenos que nos han atacado fuertemente, en Venezuela, en Perú, en Ecuador, en Colombia; han tenido significativas pérdidas ocasionadas por estos fenómenos, pero forma parte de nuestra cultura productiva, de nuestra vida: las tormentas, las inundaciones, los derrumbes; eso no nos aminora, evidentemente que son factores a considerar, porque ocasionan pérdidas cuantiosas desde el punto de vista económico, e inclusive hasta humano, pero como son impredecibles, están en manos de Dios, a nosotros lo que nos toca es tratar de prevenir lo más posible, implementar tecnología que pueda paliar un poco el arribo de esos fenómenos, pero la agricultura y la ganadería se trata de eso: una convivencia con la naturaleza y de ella dependemos”.

 ¿Como están enfrentando, por cierto, el tema de los insumos como semillas, fertilizantes, plaguicidas, etcétera?

“El tema de los insumos es muy amplio y muy complejo, bastante crítico en estos momentos, hoy en día, La Unión Agrícola y Ganadera de los Andes ha establecido algunos convenios con casas matrices internacionales para poder acceder a los insumos que necesitamos y de manera un poco más económicos, poder suministrarlos a nuestros afiliados  y también al que los necesite. Tenemos un trabajo hecho en cuanto a eso, hemos estado diversificando nuestro trabajo con mentalidad de futuro, queremos adaptar las nuevas tecnologías, tecnología de punta, creemos que allí está el futuro de la agricultura y la ganadería del país y en virtud de eso existen empresas nacionales que están dando muy buen servicio, estamos conversando con ellos y esperamos que podamos llevar un plan exitoso en cuanto a eso.

Dada la circunstancia de la pandemia y todo lo que implica la movilización, hoy en día tenemos lo que son los negocios virtuales, donde los productores a través de una página, hacen llegar a un sitio accesible para su retiro, cercano o en su misma finca , de acuerdo sea la posibilidad de poder entregarlo puerta a puerta. Nos hemos diversificado un poco en cuanto a eso y hemos luchado mucho con el “bachaquerismo” que nos tenia arruinados y azotados por  cuanto conseguíamos productos un tanto más económicos, pero que estaban suficientemente adulterados y no cumplían con las especificaciones de la marca ni del producto, la formulación era alterada y eso significaba la pérdida del dinero, del producto y la mano de obra y muchas veces hablábamos de productos que eran adulterados a tal medida que rayaba en lo peligroso para el consumidor, no tenemos gran existencia hoy en día pero estamos en vías de solución, creo que la disponibilidad, el criterio y el estilo que debemos implementar en cuanto al manejo de lo que somos los grupos de productores que nos reunimos bajo el criterio de un gremio, debemos echar hacia adelante con esto y aquí encontramos grandes soluciones a los grandes problemas”.

Escalona cierra la entrevista haciendo un llamado a sus allegados y afiliados para que sean cautelosos en cuanto a la adquisición de productos, exhortándolos incluso a pagar un  poco más, pero que se aseguren que sean certificados por una empresa que pueda responsabilizarse por lo que está vendiendo.

 Visión Agropecuaria / Zuleima Falcón

 

No hay comentarios