Salsa casera de tomate con albahaca

Salsa casera de tomate con albahaca

98
0
Compartir

Receta sencilla de la salsa casera de tomate con albahaca. Esta salsa pomodoro sin carne es ideal para servir con pasta y tallarines, o como una salsa roja base para pizzas, carnes, mariscos, o lasaña. Esta receta es una contribución de Lucas Delmas.

La salsa de tomate casera de mi abuela

Hay recuerdos de la infancia que guardamos por el resto de nuestras vidas, y a los que volvemos porque nos trajeron alegría. Uno mis recuerdos más preciados es el de los «tomates de Mimi». Durante mi juventud, pasé algún tiempo con mis abuelos en la región francesa de Vendée. En esta región, cerca del océano Atlántico, se juntan los aromas del aire marino con el de esta salsa casera de tomate con albahaca, que me llegaba al entrar en la cocina de la casa donde la preparaba mi abuela.

Mis abuelos no compraban estos tomates en el supermercado. Una de sus amigas, Mimi, siempre les regalaba este delicioso ingrediente.  Ella pasó su vida en su jardín, cultivando frutas y verduras.

Salsa de tomate casera para pastas y pizza

Estos tomates tenían varias formas, a veces sorprendiendo también por sus diversos colores. Antes de descubrir los tomates de Mimi, yo solo había visto los clásicos tomates rojos que era casi iguales en su forma y color. Que diferencia hace tener un jardín y sembrar diferentes semillas de tomate. En parte es dejar que la naturaleza haga su trabajo.

Mi abuela me explicó esto y con el tiempo me di cuenta de que tenía razón. Durante el día, mis abuelos me llevaban al mar y, cuando llegábamos a casa, Mimi nos había dejado una caja de sus increíbles tomates frescos junto a la puerta principal.

Receta de la salsa casera de tomate con albahaca

Los ingredientes y sabores de la cocina casera

Entonces usamos estos tomates en una variedad de platos. Algo tan sencillo como poner estos tomates en una sartén con un poco de aceite de oliva, ajo y albahaca. Se puede combinar directamente con pasta y es una delicia. También se puede usar como una base para platillos con carne, pescado, arroz.  Por su sencillez es más importante aún tratar de obtener los mejore tomates, los más frescos, idealmente sembrados al final de la primavera y cosechados en el verano.

Salsa pomodoro o de tomate con albahaca

Durante el resto del año se recomienda usar tomates enlatados – en especial si vienen de regiones cálidas donde se cosechan en el verano. Los tomates enlatados no se comparan con los tomates de Mimi. Pero los enlatados suelen ser de mejor calidad que los del supermercado, particularmente cuando no es época de tomates.

En cuanto a la albahaca, es importante encontrarla fresca, en lugar de seca. Esta salsa de tomate casera también lleva cebollas, ajo y aceite de oliva. Tal vez un poco de azúcar si los tomates carecen de dulzura. También puede considerar algunos ingredientes opcionales: agregar un poco de queso Parmigiano Regiano rallado, para hacer la salsa más espesa. Uno de mis complementos favoritos son las aceitunas trituradas tipo tapenade, para darle un sabor más mediterráneo.

Salsa de tomate con albahaca - receta casera

Ahora ya no puedo encontrar los tomates de Mimi, estos tiempos no vuelven. Sin embrago, me encanta volver a visitar Vendée durante el verano. Camino por esa casa donde pasamos tantas vacaciones maravillosas.

Ingredientes

  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva también pueden usar mantequilla
  • 1 cebolla amarilla grande picada en cubitos
  • 2 dientes de ajo machacados agrega más si eres amante del ajo
  • 2 libras de tomates, pelados y picados – o 28 onzas de tomates enlatados pueden usar tomates enteros, cortados en cubitos o triturados
  • 1 cucharada de azúcar opcional
  • Albahaca fresca al gusto
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Caliente el aceite de oliva o la mantequilla en una cacerola mediana.
  2. Agregue la cebolla picada y el ajo machacado, cocine hasta que la cebolla esté suave y translúcida, aproximadamente 5-7 minutos.
  3. Añada los tomates y llevar a la salsa a la ebullición.
  4. Reduzca el fuego y agregue la albahaca – se pueden picar las hojas, pero también puede agregar algunas ramas enteras con los tallos (le dan sabor) y luego quitar los tallos cuando la salsa esté lista. Agregue el azúcar si lo va a usar, también puede agregar la sal y la pimienta.
  5. Cocina la salsa a fuego lento durante al menos 30 minutos. Revuelva la salsa con frecuencia con una cuchara de madera y use la cuchara para presionar y ayudar a romper los trozos de tomate.
  6. Para una salsa menos rustica y con consistencia lisa, puede usar una licuadora de mano para triturar los tomates, especialmente si uso tomates enteros o cortados en cubos grandes. Si deja que la salsa se cocine por más tiempo, los tomates se descomponen naturalmente, o si prefiere una consistencia más gruesa y rustica puede omitir el uso de la licuadora.
  7. Una vez que la consistencia este como a usted le guste, la salsa estará lista para usar. Para un toque extra de frescura puedes agregar un poco de albahaca recién picada al servir la salsa.

Fotos de la preparación paso a paso de la salsa casera de tomate con albahaca:

Preparación paso a paso de la salsa casera de tomate con albahaca
Espagueti o tallarines con salsa roja de tomate y albahaca

 

Laylita /

 

Lea También: Productores Agropecuarios buscan soluciones ante crisis generada por falta de combustible

No hay comentarios