Inicio Noticias Opinion Recordando a Disney / Pedro Piñate

Recordando a Disney / Pedro Piñate

140
0

En Venezuela de los programas televisivos de la mayor audiencia infantil en aquel tiempo en que los venezolanos vivíamos en democracia y éramos felices, sin duda El Mundo de Disney, batió todos los récords. Sobre mil programas fueron transmitidos, explicando hoy día como perduran en la memoria su música y narrativa de apertura: “En la nocturna quietud, ves brillar la estrella azul – Cada semana al entrar este lugar de maravillas uno de estos mundos se abre para usted: El Lejano Oeste, historias y leyendas de un pasado legendario; La Tierra del Mañana con lo que nos depara la ciencia en el futuro: La Tierra de las Aventuras revelándonos los extraños secretos de la naturaleza; La Tierra de la Fantasía donde nuestros sueños se tornan en realidad.”

Fue Walt Disney carismático empresario creador del parque temático Disneylandia en California en 1955, de cuyo éxito extraordinario atestiguan 750 millones de visitantes que hasta 2020 se refieren, y al que siguieron el Reino Mágico en Florida y las “Disneylandias” de Japón, Francia y Hong Kong, China. Fallecido en 1966 a los 65 años, fue Disney creador de un novedoso concepto de entretenimiento familiar altamente inspiracional de sueños e ideales, siendo además educativo y constructivo. Como resultado, la obra de Disney cuyo legado aún perdura a través de sus empresas, impactó e impacta favorablemente en las ideas y expectativas deseables para un mundo libre moderno y mejor, con progreso, bienestar, paz y felicidad.

Por eso recordando a Disney “esta semana desde la Tierra de la Fantasía donde nuestros sueños se hacen realidad”, exhortamos a todos nuestros compatriotas dentro y fuera de Venezuela, a perseverar en el más pronto retorno a la democracia, libertad y estado de derecho. La debacle económica, social y política que vivimos no es por más tiempo soportable por esa inmensa mayoría de venezolanos hoy 95% pobres. Tampoco por 3,4 millones de los 6 millones de venezolanos forzados a migrar y que están pasando penurias en los países anfitriones sin mayores recursos para asistirlos De allí que se requiere la suma de voluntades junto al decidido apoyo del mundo libre. Si el comunismo es el fracaso nacional impuesto por la fuerza y el engaño, la democracia es el éxito de un pueblo libre. ¡Hagámosla de nuevo realidad !

Pedro Piñate

 

Lea También: Barco a vapor en el Rio Tocuyo / Francisco Zambrano Gómez

Comenta ahora!