Inicio Noticias Pronunciamiento de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela FAPUV

Pronunciamiento de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela FAPUV

122
0

La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV) se solidariza con las Asociaciones federadas y los docentes afiliados a estas asociaciones y exige respeto a los derechos que tenemos, como Organización Gremial Nacional, consagrados en las Actas Convenio Institucionales, Normas de Homologación, la Ley de Universidades, la Constitución y los Estamentos Internacionales que se compilan en organismos como OIT, ONU y OEA, quienes describen suficientemente elementos medulares, que han sido violentados en reiteradas ocasiones por el ejecutivo nacional e inclusive por muchas autoridades universitarias.

Desde que comenzó la pandemia, hemos insistido en recordar a los venezolanos y a las organizaciones mundiales que el ejecutivo nacional ha cercenando el derecho que tienen todos los ciudadanos a recibir una educación superior gratuita y de calidad, profundizando la brecha de oportunidades de los estudiantes para accesar al sistema de educación universitaria.

Hemos denunciado los múltiples atropellos propinados por el ministerio, resultado de políticas de Estado que pretenden exterminar las universidades autónomas y experimentales públicas del país y con ellas a las comunidades científicas.

Hemos insistido en que deben recrear las condiciones para que pueda haber un regreso a clases, exigiendo lo que destaca nuestro instrumento legal vigente como normas de homologación y los convenios de defensa de seguridad social tanto nacionales como internacionales; considerando el estado de las plantas físicas de nuestras casas de estudio, deterioradas de manera acelerada por los múltiples robos y la falta de inversión en mantenimiento.

Hemos descrito de manera exhaustiva los espacios donde los derechos de los docentes han sido violentados de manera grotesca, resaltando el salario de pobreza extrema, falta de atención médica, desaparición de las cajas de ahorros, fondos de jubilaciones, institutos de previsión y cualquier otra conquista lograda con esfuerzo y trabajo gremial.

Nos hemos hecho eco de la asfixia presupuestaria y de cómo éste elemento ha venido siendo, junto al impedimento de la renovación de todas las autoridades universitarias, un arma que ha utilizado el ministerio para desgastar el sistema universitario, con el firme propósito de imponer su modelo educativo hegemónico, controlado desde el estado venezolano, cercenando la pluralidad de pensamiento y socavando las bases democráticas de la universidad y por ende del país, porque no existe democracia si no hay libertad académica.

Además de todos los elementos señalados, recientemente se han consolidado ataques desmedidos contar las instituciones, las asociaciones de profesores y sus agremiados.

La Asociación de Profesores de la Universidad del Zulia (APUZ), cuya dirigencia ha insistido, por varios medios, en establecer puentes con las autoridades universitarias, para poder analizar y fomentar acuerdos que puedan paliar de alguna manera la grave crisis por la que atraviesa el personal docente y la comunidad universitaria en general, provocada por la falta de compromiso y obligación del Estado para con estas instituciones, solo ha encontrando unas autoridades ajenas a la situación de los docentes, donde en lugar de proteger a su personal insisten en mantener la Universidad del Zulia abierta, en actividades académicas, de investigación y extensión, pero cuya responsabilidad repose totalmente sobre los hombros de los académicos, describiendo compromisos de ayudas que no se formalizan de manera institucional.

La imposibilidad de un diálogo tripartito ha desmejorado las relaciones naturales entre las instituciones universitarias y sus docentes y trabajadores, lo que representa una flagrante violación al derecho a la libre Asociación.

Recientemente la APUZ, como institución gremial, fue víctima de un ataque desmedido de una de las autoridades de LUZ, el profesor Clotilde Navarro, quien funge de Vicerrector administrativo, impuesto por el Consejo Nacional de Universidades (CNU). Este docente ha agredido a la institución gremial acusándole de ser un partido político que quiere desestabilizar al país.

A continuación colocamos la cita:
https://pdnoticias.com/destacados/clotilde-navarro-solo-el-cu-de-luz-tiene-la-postestad-de-iniciar-las-actividades”

Este tipo de discurso descalificador y el desconocimiento a la legítima representación de los profesores, es la norma del estado y sus colaboradores: Ministerio de Educación, autoridades interventoras, gobernantes nacionales y regionales.

Dos situaciones muy graves de violación a la Autonomía Universitaria con rango constitucional y la violación al recinto universitario, se han presentado en las dos últimas semanas en la UCV:

1. La aparición nocturna de una comisión, encabezada por Delcy Rodríguez, que destruyó cerraduras en el Aula Magna de esta prestigiosa institución
universitaria, Patrimonio de la Humanidad.

2. Una segunda incursión nocturna, protagonizada por Nicolás Maduro, Cilia Flores, Delcy Rodríguez, fuertemente custodiados, nombrando una supuesta protectora de la UCV, Jacqueline Faría (la doctora del Guaire) y amenazando con la destitución de las autoridades universitarias.

Consideramos que con estas actuaciones, entre gallos y media noche, lo que se está buscando es amedrentar y desmoralizar a la comunidad universitaria. Además, del placer y la satisfacción de Nicolás Maduro al poder estar sentado en un pupitre en un aula universitaria, aunque sea como interventor y usurpador de oficio.

El abuso de autoridad y el irrespeto a la institucionalidad, a los gremios y sindicatos, a los estudiantes, es un atropello del régimen de Maduro a través de su brazo ejecutor, como es el Ministerio de Educación Universitaria, para dar la estocada final a la autonomía universitaria y culminar, de esta manera su proyecto maestro, la destrucción definitiva de las Instituciones de educación superior, interrumpiendo la educación de la juventud venezolana e impediendo la formación del recurso humano crítico, poseedor de un espíritu libertario, democrático y de pensamiento plural

Desde la FAPUV exigimos respeto a la Universidad Venezolana, a su AUTONOMÍA, a las Autoridades legítimas, a nuestras Asociaciones, sus agremiados y la comunidad universitaria en general.

Hacemos un llamado a las comunidades universitarias y al pueblo de Venezuela a defender nuestras Universidades.

NO ENTREGAREMOS NUESTRAS UNIVERSIDADES

NO SE EQUIVOQUEN

MAÑANA LUNES 25, NOS VEMOS A LAS 9:00 a.m EN LA PUERTA TAMANACO DE LA UCV

JUNTA DIRECTIVA DE FAPUV

 

Lea También: Producción de maíz aumentó 20% tras 12 años de caída gracias a la inversión privada

 

Comenta ahora!