Inicio Agricultura Cómo ha afectado el contrabando de hortalizas al mercado venezolano

Cómo ha afectado el contrabando de hortalizas al mercado venezolano

83
0

El Valle de Quibor es una gran extensión de tierras fértiles ubicadas en el Municipio Jiménez del Estado Lara, en su mayoría en la Parroquia Tintorero, donde por lo general,  las  labores que desempeñan los pobladores  son  la artesanía y la agricultura.

Es la zona productora de hortalizas por excelencia en Venezuela que de generación en generación se han ido ganando ese puesto no sólo por las bondades de la naturaleza, sino por el esfuerzo demostrado por los agricultores, lo que hizo que antes del año 2012, llegaran a ser semillero más grande del trópico, según registros de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA).

Leidi Lovera, directora del Sector hortalizas de FEDEAGRO

Leidi Lovera, directora del Sector hortalizas de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela. (FEDEAGRO), detalló que antes de 2010 se cultivaban 43 mil hectáreas en ese prestigioso terruño, pero  a raíz de la crisis que atraviesa el país actualmente no se manejan ni doscientas.

Desde sus inicios, los agricultores realizaban la siembra de cultivos tradicionales, pero desde hacen 25 años fueron avanzando e insertando tecnología, de tal manera que migraron a las denominadas  casas de cultivos, por observar que esta metodología  generaba más resultados.

En las casas de cultivo  tienen la ventaja de proteger las semillas de agentes externos que son difíciles de controlar como  la lluvia,  las aves, entre otros. Lo que se traduce en la obtención de plántulas de calidad.

En estas tierras se cultivan hortalizas como cebolla, tomates, pimentón, repollo y hojas verdes (Cilantro, cebollín, perejil, ajo porro, apio España). De los 17 estados agrícolas de Venezuela  los principales productores de Hortalizas, además del Valle de Quibor en Lara, se pueden mencionar: Trujillo, Táchira y Mérida.

La semilla utilizada es de alta calidad que tienen condiciones especiales para que puedan germinar y genéticamente hablando tienen ciertas condiciones para resistir a los virus o plagas y a otros factores como son la altura y la temperatura y permiten optimizar los resultados y así disminuir los costos de producción.

La líder gremial y especialista en cultivo de hortalizas aseguró que a pesar de la crisis generalizada que se vive en el país, la producción agrícola se ha mantenido porque en ese sector es una tendencia seguir trabajando.

Sostuvo que este caso han disminuido las extensiones de siembra porque en los costos de producción han influido factores como la dolarización que surgió espontáneamente en el país y de manera muy particular, la escasez de  combustible.

 

Están comprando combustible  en el mercado paralelo

Con base a este elemento,  afirmó que es indispensable para realizar las  labores agrícolas, para las maquinarias, para el transporte de personal, entre otras; pero irrefutablemente esa áreas sector manejada por quienes ostentan el poder y  por eso que los productores han optado por comprarlo en mercado paralelo o como se conocen popularmente en el país,  a los “bachaqueros”.

“La planificación para el productor agrícola ya no existe, estamos tratando día a día de resolver situaciones que deberían ser normales en un productor agrícola”.

 

Entrada de Hortalizas a través del contrabando

Denunció  que en Venezuela actualmente están entrando cargas de hortalizas de manera irregular de países vecinos como Colombia, sin ningún tipo de restricciones fitosanitarias que pueden ser transmisoras de enfermedades o de plagas; tal como ocurrió con la entrada al país de cítricos que estaban afectados por el denominado “Dragón Amarillo” y tanto daño le ha ocasionado a la citricultura venezolana.

Por otro lado catalogó de competencia desleal este mercado paralelo de hortalizas, porque estaría perjudicando de manera directa a la producción nacional sin dejar ningún beneficio a los consumidores, porque esa mercancía es colocada en los mercados a unos precios exorbitantes.

“Cuando vamos a unos mercados y nos encontramos con unas hortalizas que vienen de Colombia y no la nuestra;  con unos precios que no son competitivos, entonces es una competencia desleal que nos afecta muchísimo”.

Solicitó apoyo al gobierno nacional para que ejerza acciones de control y supervisión, y de este modo se restrinja  la entrada de hortalizas de otros países, porque a su juicio estos hechos tienen intereses económicos.

“Nosotros necesitamos que exista ese apoyo, que no sea letra muerta cuando estamos hablando de todas esas leyes hermosas que nosotros tenemos”.

 

“Cobro de vacunas” en las alcabalas  

Sobre este delito tan conocido, que se refiere a una cuota de mercancía o de dinero que según los productores agrícolas,  deben cancelar a los funcionarios de seguridad en las alcabalas para que les permitan transitar por las carreteras nacionales y que según la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y afines (Sviaa), está ocasionando pérdidas mensuales de alimentos que superan las 80 mil toneladas, Lovera  se refirió como un “caso atípico”, porque los contrabandistas de hortalizas, a su consideración pasan las alcabalas sin dificultades de ningún tipo, incluso sin complicaciones por el combustible y al llegar a los mercados, allí tienen sus contactos.

Informó que ya estas denuncias fueron elevadas a los órganos de seguridad, a la Gobernación del estado Lara y a las  instancias legislativas y ya desde éste órgano las hicieron llegar al ejecutivo y “ojalá no sea otro discurso del momento”, exclamó.

Envió un mensaje a los agricultores para que no pierdan la fe ni las esperanzas de poder seguir trabajando y de salir adelante,  para que vean esta difícil situación como una oportunidad para mostrarle al mundo la realidad de este sector y de ese modo tal vez reciba el impulso que requiere.

Audio Exclusivo de Visión Agropecuaria Radio VAR 102.9 FM
si lo va a usar agradecemos el crédito correspondiente

 

Visión Agropecuaria Radio/ Zuleima Falcón Velásquez

 

Lea También: ONU alerta que inseguridad alimentaria aguda aumentará en Colombia

 

Comenta ahora!