Un equipo desarrollado por INTA permite ahorrarse 12,5 km. de dura caminata por día

Un equipo desarrollado por INTA permite ahorrarse 12,5 km. de dura caminata por día

Argentina.- Un equipo de investigadores del INTA Valle Inferior de Río Negro trabaja en el desarrollo un tracto-cultivador, que permitan llevar adelante en pequeñas fincas diversas labores como siembra, pulverización, fertilización, labranza, etcétera. El curioso equipo es una modificación de un motocultivador mediano a una unidad tractiva, que permite utilizar de forma ergonómica herramientas agrícolas adaptadas a la agricultura familiar de pequeña escala.

 

El desarrollo se llama Kawell, que quiere decir caballo en lengua mapuche.  Es un sistema portaherramientas que se adapta a todo tipo de motocultivador de mediana potencia, de 7 caballos de fuerza o HP. El equipo cuenta con trocha variable de 52 hasta 80 centímetros con un levante eléctrico que permite acoplar herramientas de hasta 150 kilos.

Agustín Servera, de la Agencia de Extensión Rural del INTA San Javier, indicó que “este equipamiento permite mecanizar todo tipo de labores a pequeños productores hortícolas y ganaderos de diferentes regiones del país”.

“La mayoría de las veces el productor pequeño no puede incorporar un tractor y su capacidad de trabajo se ve limitada, mientras que con un motocultivador mediano más el sistema portaherramientas Kawell INTA le permitiría crecer con una inversión acorde a su capacidad económica-financiera”, explicó.

Gracias a su trocha variable se puede utilizar en cultivos hortícolas y también en pequeñas producciones de maíz y otros cereales. Además, está pensado para ser útil a pequeños productores ganaderos para implantar pasturas y otras tareas pecuarias. Asimismo, por tener una trocha significativamente más angosta que un tractor convencional, también se adapta para diversas labores en la vitivinicultura y la producción de fruta fina.

“Kawell permite que el operario del motocultivador trabaje sentado durante la jornada en vez de ir caminando. Tengamos en cuenta que, en una hectárea de cultivos hortícolas con surcos a 80 centímetros la persona camina 12,5 kilómetros guiando el motocultivador y levantando en forma manual las herramientas en la cabecera. Gracias a este sistema portaherramientas la mejora en ergonomía y seguridad del operario se maximizan”, explicó Servera.

El desarrollo de Kawell surge de la demanda pequeños productores hortícolas y ganaderos de la Comarca Andina que trabajan en conjunto con las Agencias de Extensión Rural de El Bolsón y El Hoyo, las cuales a partir diagnósticos participativos aportan la valiosa información para empezar a pensar en esta innovación.

Servera señaló que “los pequeños productores necesitan mecanizar diversas labores, sin embargo, para ellos la adquisición de un tractor es inviable para su sistema. A su vez muchos de ellos ya disponen de motocultivadores medianos, pero no cuentan con el desarrollo de herramientas y el inconveniente de tener que llevar de un lado a otro el implemento limita mucho la jornada y el rendimiento final”.

Este equipamiento se presentó oficialmente en noviembre del 2023 en el III Congreso Argentino de Agroecología. En marzo pasado la Legislatura de Río Negro aprobó la declaración de interés económico y productivo de este proyecto, lo que potencia y pone en valor el desarrollo de esta herramienta.

Bichos del Campo

 

Lea También: Sector agropecuario recupera terreno perdido pero requiere de más apoyo

 

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer Agropecuario de Venezuela y Latinoamérica en: Visión Agropecuaria

Relacionadas