Inicio Noticias Opinion Tiempo ya de cambiar / Pedro Piñate

Tiempo ya de cambiar / Pedro Piñate

105
0

“Venezuela y los venezolanos nos encontramos hoy en la mera encrucijada. Si se sigue como vamos retrocedemos más y perdemos. Si cambiamos, enderezamos y mantenemos sin distracciones el rumbo hacia el bienestar y progreso”.

Venezuela y los venezolanos nos encontramos hoy en la mera encrucijada. Si se sigue como vamos retrocedemos más y perdemos. Si cambiamos, enderezamos y mantenemos sin distracciones el rumbo hacia el bienestar y progreso, la potencialidad del país y su gente trabajadora, permitirá entrar rápidamente al mundo en desarrollo. Y es que Venezuela lo tiene todo para prosperar excepto el liderazgo adecuado del progreso. Sin visión del país desarrollado que podemos tener, no se termina de comprender que el mundo gira en positivo, no en negativo. Que construir el país no es posible destruyéndolo, deformando y desvirtuando los valores esenciales del trabajo, el respeto, la propiedad, la familia, la religión, la moral ciudadana. Por sobre todo sin querencia, solo desdén, conduciendo el país y a los venezolanos a ninguna parte, manteniéndonos secuestrados del mundo global que en cada vuelta progresa y logra más bienestar, ahorrando, invirtiendo y trabajando, no lo contrario como aquí (05/08/2015).  En el más alto interés de la nación, es tiempo ya de cambiar y de corregir todo esto (22/09/2016).

 

El futuro está en el campo. Si al campo lo tratan bien, al país le irá mejor. En el campo no en los puertos, está la comida segura.” (25/09/2016). El ideario agrícola actualizado es producir y tener la comida segura para su libre distribución, venta y acceso, no repartida a dedo en demagógicas bolsas o haciendo colas a punta de AK’s. (29/09/2016).

 

Comunismo es hambre. Históricamente los regímenes comunistas han sido incapaces de proveer la debida seguridad alimentaria. Para alcanzarla es indispensable la inversión, propiedad y actividad privada. Por eso su supresión de los medios de producción en Venezuela es incompatible con el interés nacional de la seguridad alimentaria.” (22/10/2016)

 

Poner el campo a producir como debiera, es sin duda la más trascendental decisión a tomar. ¿Qué más se espera? ¿Puede con escasez y hambre existir Venezuela en nación indefinidamente? Cuanto antes se decida es de advertir que no es cuestión de decretos-leyes. El desarrollo agrícola nacional requiere la creación y mantenimiento de un entorno propicio, seguro y estable a la inversión, donde la libertad económica y el respeto a la iniciativa y propiedad privada sean garantizadas para que el capital y la tecnología fluyan. Para ello, debe invocarse la determinación nacional donde quiera que esté. La escasez y el hambre que nos atenaza, debieran ser ya capaces de materializarla.” (10/01/2017)

 

Reunámos fuerza, talento y voluntad, para salir de nuestro abismo. Tal como advirtió Víctor Hugo: “En la ceguera de una mala economía política, se ahoga y se deja arrastrar por la corriente, y perderse en los abismos el bienestar de todos.” (02/01/2017).

Pedro Piñate

 

Lea También: Frijol chino destaca entre la decaída producción de granos por su costo aunque lo amenaza la falta de diésel

Comenta ahora!