Inicio Agricultura Sistemas de riego en Venezuela

Sistemas de riego en Venezuela

6302
0
Venezuela es un país con una explotación agrícola amplia y variada, que se remonta al siglo XX en la década de los años 20, cuando figuraba en el comercio exterior como uno de los países exportadores de café y cacao más importantes en todo el mundo. Además, se caracterizó por ser un país eminentemente agrícola, antes de la aparición del petróleo, siendo la agricultura el sector primario que desarrollaba las principales actividades generadoras de fuentes de ingresos y que se ocupaba de las tierras que permanecían ociosas para utilizarlas en el bien común.
Una buena agricultura depende del productor; por lo cual, hay que detectar la calidad del suelo donde se lleve a cabo la cosecha y emplear un buen sistema de riego, que proporcione la cantidad de agua necesaria que cualquier rubro necesite, para garantizar resultados óptimos.
Para Ligia Parra, Coordinadora General de la Asociación de Ambiente del Municipio Rangel del estado Mérida, la importancia de los sistemas de riego en Venezuela, depende del desarrollo de habilidades y estrategias de acompañamiento, que permitan lograr niveles de agua y humedad adecuados en la siembra de productos, para mantener la producción a un nivel adecuado de hectáreas en el campo.
Parra opina que, los sistemas de riego en la agricultura actual son fundamentales, puesto que la producción de alimentos de cualquier país necesita por lo menos 90% de agua para cumplir con el ciclo de siembra y producción. En Venezuela existen diversos sistemas de riego que se diferencian de acuerdo al rubro a sembrar.
En el estado Guárico, específicamente en la Empresa de Riego Río Guárico, la cosecha principal es el arroz y tiene actualmente 32 mil hectáreas sembradas, que se benefician con el sistema de riego por inundación o gravedad, manejado a través de canales, con agua que proviene de embalses o centros de almacenamientos masivos, dirigidos por pequeños conductos para luego inundar el área a regar.
En cambio en el estado Portuguesa, específicamente en el Sistema de riego las Majaguas, se maneja uno de los sistemas más empleados en el país, como lo es el pivote central, el cual va dirigido a grandes hectáreas de siembra, pues se pueden aplicar riegos más frecuente y cubrir mejor los requerimientos de agua de los cultivos, aumentando al máximo la producción.
Durante las últimas tres décadas, las máquinas de pivote central se han perfeccionado, son mecánicamente muy fiables y simples de operar, aunque, como cualquier maquinaria, el mantenimiento rutinario y sistemático es imprescindible para garantizar el buen uso y funcionamiento.
Hoy día, en Venezuela, los productores innovan su propio sistema de riego, empleándolos mayormente en pequeñas siembras, como en los huertos escolares, familiares e institucionales, valiéndose de la creatividad en cada uno de ellos.
Los sistemas de riego más comunes empleados por productores desde sus hogares, se definen como sistemas artesanales, empleados mediante envases plásticos con pequeñas perforaciones en la superficie, alambre para amarrar una manguera, que está conectada a una toma de agua, para así generar un pequeño sistema de riego por goteo, el cual brindará la cantidad suficiente de líquido que la siembra necesita para su crecimiento.
La técnica de sistemas de riego artesanales, es la más común actualmente en estados de Venezuela como Vargas, Mérida, Táchira y Zulia, en donde la mayoría de las veces durante todo el año el clima favorece de forma positiva los cultivos y la vida agrícola.
Ligia Parra comenta que Venezuela es uno de los países más grandes en materia agrícola de América Latina, puesto que cuenta con potencial humano necesario, espacios extensos, grandes lagunas y fuentes de agua suficiente, para cosechar rubros básicos de consumo y regar pequeñas parcelas o cantidad de hectáreas con sistemas de riego, proporcionando la cantidad de líquido suficiente, para seguir impulsando el motor agroalimentario del país.

Comenta ahora!