Inicio Agricultura Sincerar precios en materia agroalimentaria, significaría un costo político para el gobierno.

Sincerar precios en materia agroalimentaria, significaría un costo político para el gobierno.

395
0

Así lo aseguraron Cañicultores de las diferentes asociaciones del país, quienes además  denuncian que actualmente el gremio está trabajando a pérdida.

En el marco de la celebración del sexagésimo aniversario de Fesoca, el pasado viernes 11 de noviembre se reunieron en la sede de Socaportuguesa integrantes de  asociaciones de Cañicultores de los estados Aragua, Carabobo, Cojedes, Portuguesa, Trujillo y de tres municipios  del Estado  Lara, quienes aprovecharon el encuentro para revisar cuales han sido los avances luego de las distintas reuniones sostenidas con  representantes del Ejecutivo Nacional.

Por su parte, Raúl Valera, Presidente de  la Sociedad de Cañicultores del Estado Trujillo (SOCATRU), sostuvo que en el organismo  que él representa, tienen la percepción que desde el gobierno no ha habido voluntad política para resolver los problemas que aquejan el sector,  principalmente el alto costo que los venezolanos tienen que pagar por la adquisición de un kilogramo de azúcar el cual es un precio que oscila entre los 2500 a 3000 bolívares, afirmando además que no  es posible que el Ejecutivo mantenga castigados a los Cañicultores con un precio regulado que está muy por debajo de los costos de producción.

Informó que por este motivo durante varias zafras han trabajado a pérdida, cuyos resultados se han venido observando en la caída estrepitosa de producción de caña en el país. Afirmó además que en el caso de Trujillo se han cultivado unas 7.500 hectáreas de caña, pero motivado a la situación actual se prevé cultivar solamente un  aproximado de 1.500 hectáreas, que además serían de mala calidad por falta de insumos como herbicidas y fertilizantes, necesarios para mantener la productividad. Lo cual es un indicativo de la crisis que atraviesan los Cañicultores a nivel nacional.

Por su parte Eugenio Rodríguez, representante del sector en los estados Aragua y Carabobo, afirmó que la disminución de la producción en el sector ha sido considerable, pues pasaron de ser una zona que producía 300.000 toneladas de caña y en la actualidad apenas producen 60.000, producto de la inseguridad, lo cual denuncia como una gravísima situación en los estados que representa, puesto que las fincas de esas zonas están  siendo azotadas por bandas delictivas que se dedican a robar la caña en grandes cantidades y a desvalijarlas , lo que ha traído como consecuencia el abandono de la actividad por parte de los productores, puesto que luego de ser una zona conformada por unos 300,  entre pequeños medianos y grandes productores, sólo queden 40.

Rodríguez sostuvo que la zona productiva estaba conformada por unas 7.500 hectáreas que se encontraban preparadas para cosechar y que actualmente sólo se encuentran preparadas para tal fin 950, no sólo por problemas de desabastecimiento de insumos sino también por la inseguridad que los está afectando considerablemente.

Denuncia que los robos e invasiones a las fincas se inician 48 horas después de un llamado que hizo un actor del gobierno  a que agarraran la caña de azúcar con un alicate para sacarle el jugo y este fuese utilizado para endulzar el café.

En este caso, enfatizó que a pesar de que los diferentes cuerpos de seguridad de la zona les han prestado el apoyo para combatir la delincuencia, han procesado las 104 denuncia interpuestas por los Cañicultores y han ejecutado algunas detenciones, tales acciones no han sido suficientes, pues  todas las semanas los productores pierden entre dos a cinco toneladas de caña por finca, producto de los robos a manos de los delincuentes de la zona, principalmente las que están ubicadas a orillas de carretera y muy cercanas a los poblados.

En tal sentido Edgar Alvarado, presidente de la Sociedad de Cañicultores del Turbio (SOCATUR), denunció que los productores de las zonas aledañas al Central Rio Turbio en el Estado Lara, no escapan de la problemática de la inseguridad, sostuvo que han sido víctimas de robos de caña, lo que trajo como consecuencia que se originara un negocio paralelo, pues  utilizan la caña  de azúcar para producir papelón, el cual es distribuido en las diferentes comunidades, así como también para fabricar azúcar la cual sería vendida a los fabricantes de cocuy en la zona de Siquisique, municipio Urdaneta.

Alvarado afirmó que la situación de los robos de caña de azúcar en el sector no ha podido ser controlada por los cuerpos de seguridad del Estado, motivado a que por lo general son cometidos por personas de la comunida, adolescentes y embarazadas y que a pesar que ha habido algunas detenciones, los productores no se atreven a denunciar motivado a que acciones los delincuentes o colectivos del sector, toman represalias contra ellos  incendiando  algunas fincas, lo que a su juicio es más lamentable debido a que en este caso pierden la cosecha completa.

Finalizó afirmando que en el área del turbio se encuentran en unión nacional,  en espera de un anuncio justo en el precio que pueda mantener operativas en el tiempo, para evitar que al momento que se hagan los pagos, éstos estén muy por debajo de los costos de cosecha esperando una respuesta más efectiva por parte de los cuerpos de seguridad antes del inicio de la zafra, la cual tienen prevista para el próximo 15 de diciembre.

 Visión Agropecuaria / Zuleima Falcón

Comenta ahora!