Inicio Agricultura Sector cañicultor podría repetir amargas experiencias de 2015-2016

Sector cañicultor podría repetir amargas experiencias de 2015-2016

439
0

En 2016, en los ocho principales rubros agrícolas (no hortaliceros),  Venezuela atendió sólo el 30,03 % de su demanda con producción nacional. Sin embargo, de tomarse las medidas necesarias y oportunas, en 2027 podría haber 47 % de sobreproducción y por tanto de volumen exportable, luego de responder a requerimientos nacionales. Esto representaría $670 millones de exportación, frente a los $3.000 millones que actualmente se importan en alimentos en la actualidad.

Tal aseveración fue realizada por Antonio Pestana, presidente de la Confederación  de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), con motivo del 47º Aniversario de la Sociedad de Cañicultores del estado Portuguesa (SocaPortuguesa), encuentro en el cual indicó que para lograr tales cifras es preciso se atiendan problemáticas de infraestructura, políticas públicas, recursos humanos, tecnologías y financiamiento, limitantes que también atraviesa el sector cañicultor venezolano.

-Hay una autopista  de oportunidades en el país, pero no podemos los mismos venezolanos colocarle barreras. Eso es lo que hemos sentido los agricultores venezolanos. Si no nos quieren brindar ayuda, por lo menos no nos estorben.

Por su parte, José Ricardo Álvarez,  presidente de la Federación de Asociación de Cañicultores de Venezuela (Fesoca), indicó que el rubro atraviesa “el periodo más negro de los últimos 50 años”, con niveles de producción de los años 60.

-Nos manteníamos en unas 7 millones de toneladas de caña y en 2005-2006 llegamos a 9 millones de toneladas, pero estamos apenas en 3 millones de toneladas,  y eso se debe  a que no  tenemos insumos ni repuestos, por lo que también se quedó más de 1 millón de toneladas de caña de azúcar en el campo.

Expresó con pesar que la vendiera zafra “no se perfila  diferente a la pasada”.

Comprenden que Venezuela atraviesa un período de dificultades políticas. No obstante, precisan que si se toman en cuenta las medidas propuestas se podría comenzar a rescatar el rubro, para llegar a 150 mil hectáreas de caña en cinco años y así ser autosuficientes en el rubro.  Recordó que la economía debe  continuar a pesar de la diatriba económica.

Actualmente, el país cuenta con 70 mil hectáreas de caña de azúcar aproximadamente, con un rendimiento promedio de 50 toneladas por hectárea. En 2005-2006 el rendimiento fue de 80 toneladas por hectáreas.

Durante el encuentro, Óscar Contreras, presidente de SocaPortuguesa, manifestó que el sector está próximo a arrancar  una zafra con mucha incertidumbre. “Está el sector primario, la caña de azúcar en agonía…. Venimos produciendo caña a pérdida, porque el precio del azúcar actual es inferior a los costos de producción”.  A esto sumó problemáticas como la inseguridad y las erradas políticas de control de precios.

Sin repuestos ni insumos

Álvarez señaló que el sector privado ha realizado el “empeño necesarios para adquirir los repuestos e insumos que demanda la actividad”. No obstante, no se han concretado soluciones, por lo cual se iniciaría la zafra con precariedad  en cosechadoras.

Expresó que en 2016-2017 laborarán con 60% de las cosechadoras  que se deberían tener en el campo, sumado a que en la medida en que arranca el trabajo, se dañan y no hay repuestos disponibles para  reponerlas.

“No es que los productores juguemos a perder, sino  que no tenemos las herramientas y aquí no se ha importado ni un sólo repuesto… Si el período pasado ya teníamos un cementerio de maquinarias, es peor ahora”, comentó Pestana, quien expresó que, por ejemplo, en Portuguesa, “cuna de la caña de azúcar”, no han recibido repuestos cosecha, sumado a que los centrales públicos también registrarían severas decadencias.

“El año pasado de los diez centrales públicos, sólo abrieron nueve y uno de ellos parcial, además de temporalmente”, enfatizó.

Asimismo, lamentó que la caña se esté quedando en el campo motivado a la falta de camiones,  cosechadoras y de operatividad en los centrales. “Sólo los centrales privados se están poniendo los pantalones  y recibiendo esa caña”.

Subrayó que Venezuela requiere de producción. No obstante, “si el Gobierno no puede producir, que trasfiera los centrales al sector privado… transfieran las fincas a los agricultores y con toda seguridad comenzaremos a producir, pero estamos siendo esclavos de un mensaje que durante mucho tiempo se le dio al país y es que era el Gobierno nacional  quien tenía que producir, pero ese pensamiento nos llevó sólo a producir inflación”.

Mesas con el Gobierno

Sobre la mesa económica dispuesta en las recientes aproximaciones de diálogo entre Gobierno y oposición, el presidente de Fedeagro respondió:  Tenemos 38 reuniones  dentro del Consejo Nacional de Economía Productiva, desde el 19 de enero de este año,  y no le hemos dado resultados importantes  o palpables al país.

Insistió en que no darían una “patada  a la mesa”, pero tampoco serán “cómplices  de nada, ni pedirán favores personales”. Subrayó que el sector “no es fiel al Gobierno o a un partido, sino al país”.

Sobre este tema, Álvarez comentó que “paradójicamente” siempre ha habido conversaciones entre las partes y el Gobierno sí ha atendido  al sector, pero “escuchan, más no oyen” las propuestas.

-Nosotros no sólo en nuestros diferentes escenarios, sino también en el Consejo Nacional de Economía Productiva, permanentemente machacamos  y decimos lo que sucede en nuestro sector y en el agroproductor  en general. Sin embargo, por alguna razón, no se terminan de tomar las decisiones.

Precios de la azúcar

El sector privado propuso meses atrás un esquema de precios (Bs 420 al productor y Bs. 900 en anaqueles) adaptado a las realidades productivas. Ante la posibilidad de que este sea próximamente aprobado por el Gobierno, el presidente de Fesoca, recordó que sumado al efecto inflacionario de cada día, hubo un ajuste salarial que igualmente trastocó sus estructuras.

-Sería un escalón más alto para seguir luchando, pero este no debería ser el precio. Se deben revisar nuevamente… El Gobierno debe darnos en este momento un precio. Estamos por comenzar la zafra y como no tuvimos ninguna otra ayuda en insumos y repuestos, necesitamos un precio para que el productor se pueda mover. Con los rangos actuales, conuqueros han dicho que no pueden salir al campo, porque pierden dinero.

“No queremos aumentar los costos constantemente, pero debemos hacerlo porque somos víctimas   de un manejo económico que no ha dado resultados positivos”, dijo Álvarez, quien instó al Gobierno a llegar a una tarifa concienzuda. Asimismo, expresó que los mecanismos deben iniciar con dar mayor estabilidad a la economía nacional y no retroalimentar la espiral inflacionaria.

La academia acompaña a los gremios

Nerio Naranjo, decano de Agronomía de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) también asistió al aniversario de SocaPortuguesa.

En representación de la academia exaltó el trabajo y trayectoria de la institución, que dijo es  “ejemplo de lo que debe ser una asociación de productores, no sólo de un país en  crisis, sino para una Latinoamérica unida que demanda modelos para su desarrollo”.

Expresó que las políticas públicas actuales han ocasionado diez años de deterioro del sector. No obstante, a pesar de ello, se mantiene el trabajo de las asociaciones  y la academia, con nuevos proyectos y valor agregado, que promuevan un cambio tecnológico en el sector, a fin de dar respuesta al país que requiere la azúcar, como elemento fundamental de la educación.

Por su parte, Werner Gutiérrez, exdecano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia (LUZ), manifestó que actualmente se vive la transición de un modelo económico que fracasó y que genera terribles consecuencias para el venezolano.

El Impulso / Rosmir Sivira / Fotos: Iván Piña

Comenta ahora!