Inicio Agricultura Ramón Elías Bolotín: Escasez de gasoil representa la muerte súbita de la...

Ramón Elías Bolotín: Escasez de gasoil representa la muerte súbita de la agricultura en Venezuela

197
0

Acarigua.- “A mano” están siendo recolectadas 30 mil hectáreas de frijol y 10 mil de ajonjolí en el municipio Turén, en un intento por salvar algo de la cosecha que se sembró durante el ciclo de verano y que está en riesgo de perderse por la escasez de gasoil.

El presidente de la Asociación de Productores Agrícolas de Turén (PAI), Ramón Elías Bolotín, explicó que para cosechar esos dos rubros se necesita un millón de litros de gasoil para las 40 mil hectáreas, lo que representa unas 33 gandolas.

“Lamentablemente estamos en un país petrolero en el que paradójicamente hay una escasez de combustible muy grande y se está perdiendo la cosecha, sobre todo del ajonjolí que se pasa de maduro, por eso hemos recurrido a las labores manuales para recuperar algo de la inversión. Lo que se hacía antes con cortadoras y después se cosechaba a máquina, ahorita se está haciendo a mano. Es la adaptación del venezolano para no dejar perder esa cosecha en el campo”, manifestó.

«A mano» está siendo cosechado el ajonjolí en Turén

Para Bolotín, la preocupación más grande es el ciclo invierno que se avecina, toda vez que es el más importante para Portuguesa con la siembra del maíz y el arroz. “Se necesitan 15 millones de litros para atender ese cultivo y si no pudimos disponer de un millón de litros para la actual cosecha, imagínense lo qué va a pasar con los 15 millones de litros que se necesitan para ambos cereales”, dijo.

Es lamentable –remarcó- pero esto puede provocar la muerte súbita de la agricultura tal como la conocemos, ya que todas las labores son mecanizadas, desde la preparación del suelo, siembra, aspersiones de cultivo hasta cosechas, todo se hace con maquinarias diésel y si no contamos aproximadamente con 100 litros de gasoil por hectárea para el maíz y el arroz, no se podrá sembrar suficientemente en el invierno.

En el caso del arroz, el dirigente gremial explicó que tiene un gasto adicional por el riego, de allí que se requieren otros 200 litros adicionales de diésel por hectárea. “Hay quienes riegan por embalse, otros con pozos eléctricos, pero el 50 por ciento de los pozos utilizan motor a gasoil y por eso se necesita una cantidad mayor de combustible”, afirmó.

Ramón Elías Bolotín, presidente de PAI

Nunca la agricultura –exteriorizó Bolotín- había estado tan en peligro en Turén. Los agricultores hemos sorteado la dolarización de los insumos, hemos importado fertilizantes, semillas, agroquímicos, hemos aprendido a tolerar la situación y sobrevivido a la falta de financiamiento bancario y aunque hemos reducido la superficie, seguimos sembrando algo, pero a lo que no vamos a poder sobrevivir es a la falta de gasoil.

“Se está perdiendo tiempo valioso para acopiar el gasoil para el invierno y se corre el riesgo que la siembra de invierno, la más importante porque es la primordial en la dieta del venezolano como el maíz y arroz, no se efectúe por la falta de diésel. Aquí lo que se está originando es un mercado negro de gasoil porque el combustible “bachaqueao” que se encuentra es a precios internacionales de 0,5 dólares el litro”, apuntó para finalizar.

Ultima Hora / Yaxmin González Jiménez

 

Lea También: Bernard Geraud: Hay que proteger la Agricultura

Comenta ahora!