Ramón Bolotín: La capacidad de resiliencia del agricultor venezolano, no tiene límite

Ramón Bolotín: La capacidad de resiliencia del agricultor venezolano, no tiene límite

59
0
Compartir

Portuguesa.- Las asociaciones de productores han venido manifestando que están haciendo un gran esfuerzo por sacar adelante el país y elevar el porcentaje en la producción, porque actualmente abastecen solo un 30% de las necesidades de la demanda poblacional; pero la escasez de combustible y diesel ha hecho imposible que logren ese incremento, a pesar de todos los esfuerzos puestos de manifiesto.

“A pesar de tantos obstáculos que les ponen, la capacidad de resiliencia del agricultor venezolano, no tiene límite, es impresionante cómo usted ve en los campos de Portuguesa, gente colocando abono a mano, asperjando  con asperjadoras de espalda. El agricultor venezolano no se entrega, a pesar de que se la ponen bien difícil, no se entrega y por eso decimos que somos unos tercos, de verdad que con tantas alcabalas que nos ponen y todavía seguimos produciendo aquí en  Venezuela”.

Uno de los representantes del gremio de productores venezolanos más emblemáticos durante este trance que atraviesa el sector agrícola venezolano, ha sido el ingeniero agrónomo Ramón Elías Bolotín, por su incansable lucha para denunciar el estado en el que se encuentran  los campos agrícolas por la falta de gasolina y de gasoil y por ser  quien a diario también expresa las graves consecuencias que puede enfrentar el sector agro-alimentario, si no se resuelve este conflicto de forma inmediata.

Bolotín, actualmente ejerce la Presidencia de la Asociación de Productores Agrícolas Independientes (PAI) y en entrevista con nuestro Director General Gilberto Esteva Grillet, por VAR 102.9 FM, ofreció detalles de la situación actual de los productores de Turèn y del sector agrícola venezolano en general, debido a la falta de combustible principalmente.

En cuanto a la producción de maíz en esa localidad, dijo que apenas han logrado sembrar el 50% de las  160 mil hectáreas que tenían proyectadas y que la preocupación de todos los productores es que para esta fecha y con las condiciones dadas por ser un año lluvioso, ya toda la superficie debería estar sembrada.

Detalló que los productores han luchado contra muchas situaciones difíciles como la falta de financiamiento, debido a las restricciones que tienen  los bancos en la actualidad para otorgar este beneficio; pero aun así  han logrado adquirir  los insumos de manera oportuna y en cantidades suficientes  para sembrar estas 160 mil hectáreas, pero desafortunadamente la distribución del combustible diesel no la maneja el sector privado y gracias a esto, se está perdiendo  el esfuerzo de  los productores y en la actualidad éstos presentan un alarmante retraso en sus siembras y posiblemente no logren concretarlas.

Proyecciones para 2021

Informó que durante el 2020 se en el estado Portuguesa sólo  lograron sembrar unas 80 mil hectáreas de maíz y  para este año esperan se logren unas 300 mil hectáreas, porque han experimentado la participación de algunos inversionistas gracias a lo favorable que están los precios a nivel del productor nacional, pero aun así  la superficie sembrada seguirá siendo poca en comparación con épocas pasadas, cuando  alcanzaron sembrar hasta 700 mil hectáreas.

 

Aviones de fumigación aérea sin combustible

 Con relación a la falta de gasolina para los aviones de fumigación aérea o de emergencia,  que se utiliza cuando los tractores o asperjadoras manuales no pueden entrar al terreno, bien sea porque está muy saturado de agua o porque el cultivo está muy alto, sostuvo que hasta la fecha la ausencia de este importante elemento no ha impactado en las siembras porque el maíz está pequeño y la maquinaria aún tiene acceso a ellas, pero en caso que se vean afectadas por la presencia del gusano barrenador que todos los años se aparece, no habrá aviones disponibles para combatirlo.

Aseguró  que la misma situación se presentaría  en caso que aparezca el gusano del jojoto en las plantaciones, porque una vez que éstas ya alcanzan una altura de tres metros, la fumigación sólo se realiza con aviones porque es imposible que entren los tractores y en este caso es estrictamente necesario el combustible para los aviones, que hasta la fecha no lo tienen.

 

Resultados de la cosecha del maíz con relación al 2020

Sostuvo que el año pasado ocurrió un evento importante en el país y es que los distribuidores del sector privado comenzaron a importar insumos de calidad y por eso hubo productores que lograron cosechar alrededor de 8 mil kilogramos por hectárea, lo que catalogó como una buena noticia. En base a este evento, esperan que este “año maicero se repita”, porque a su juicio, actualmente están dadas las condiciones ambientales, cuentan con los insumos de calidad y esperan también poder contar con el combustible.

 “Ya no nos da miedo decir ese rendimiento tan alto porque es una satisfacción haber logrado esas metas”, manifestó.

 

Pérdidas en la cosecha del frijol

Respecto al cultivo del frijol,  afirmó que fue “una muerte anunciada”, debido a que la escasez de gasoil comenzó justo en el mes de noviembre cuando deberían estar iniciando la siembra de este rubro , la cual realizaron durante  los  meses  de enero y febrero, lo que en consecuencia originó que  las lluvias de abril interfirieran en las y por eso hubo prácticamente un 50% de pérdida, a lo que se le sumó también la escasez de combustible existente en ese momento porque no  pudieron  recogerla  a tiempo.

 

 

Licencias de importación contra la producción nacional

Acerca de  las licencias que el gobierno nacional otorga a algunos particulares para importar, ocasionando una dependencia de otros países y entorpeciendo la producción nacional, el productor agropecuario sostuvo que la importación de maíz, arroz y soya, es necesaria porque en el país hay un déficit elevado de estos tres rubros debido a la disminución del campo y actualmente no se encuentra en condiciones de suplirlo. Sin embargo, considera  que no es lógica que estas importaciones sean realizadas  en plena cosecha nacional.

“Esa práctica no existe en ningún país del mundo, todos los países protegen a sus agricultores de las importaciones en momentos de cosecha, porque éstas sobresaturan el mercado y cae el precio a nivel del productor”, creo que esa es una mala práctica que ya la conocimos en la Cuarta República y en la Quinta República se está perfeccionando. No parece un gobierno socialista que protege a los productores del campo; otorgando licencias de importaciones  justo cuando los productores nacionales están sacando la suya.  Bien eso pudiese hacerse antes o después para cubrir déficit eventuales, pero no en el momento de sacar la cosecha nacional”,  aseguró.

 

Solicitaron permiso para importar gasoil

Según el líder gremial, la propuesta que algunas asociaciones le hicieron al gobierno nacional de que sea el  sector privado quien se  encargue de  la distribución del combustible, sigue en vigencia porque consideran que así como pudieron resolver el suministro de insumos de calidad y a tiempo, también pueden resolver la distribución de este elemento tan fundamental para las labores productivas, pero desafortunadamente el alto mando nacional no ha tomado en cuenta esta propuesta y es por eso que se ha originado un “mercado negro” , porque las labores de distribución las realizan  personas que no lo necesitan y tienen la intensión de cobrarles a los agricultores altos precios, “sin haber cancelado nada para adquirirlo porque se los regaló el gobierno”, denunció.

Hizo un llamado a las autoridades a valorar el derecho de los productores de obtener el combustible, que garantizaría la oportunidad de producir alimentos para la población venezolana, actividad que dejó de realizarse exclusivamente por su  escasez y por las fallas en su distribución.

 

Visión Agropecuaria Radio/ Zuleima Falcón Velásquez

 

Lea También: Fedenaga advierte que 10% del rebaño nacional de ve afectado por el abigeato

No hay comentarios