Chamos venezolanos quieren conquistar Chile con nuestros quesos

Chamos venezolanos quieren conquistar Chile con nuestros quesos

Convencer a los chilenos de probar un queso blanco fresco hecho con leche de vaca, ha sido una de esas experiencias que siempre tendrán para contar los jóvenes venezolanos de quesos Vettel acerca de sus inicios como productores de quesos en Chile. Ellos aspiran que su mercado se amplíe más allá de sus compatriotas que usualmente le compran para atenuar la nostalgia por el terruño y quieren seducir a los chilenos para que caigan rendidos ante los sabores de Venezuela. 

“Por los momentos estamos preparando queso semiduro, el famoso tipo paisa. Nosotros trabajamos con leche pasteurizada y también preparamos queso llanero que es el salado, sacamos ricotta y próximamente vamos a sacar natilla”. Las palabras son de Fernando Viloria uno de los fundadores de quesos Vettel quien agregó que muy pronto comenzarán a hacer queso de mano.

Actualmente tienen una producción semanal de 200 kilos que despachan en Quillota, Viña del Mar, Valparaíso, Limache, Concepción, Talca, Rancagua, Antofagasta y Santiago

Tres chamos venezolanos

El grupo de quesos Vettel lo integran tres chamos venezolanos que en el año 2017, dada la difícil situación económica en Venezuela, emprendieron un viaje de ocho días por tierra hasta llegar a Chile para comenzar una nueva vida. Ellos son: Fernando Viloria de 22 años, quien habló en nombre del grupo, su novia Raquel Salcedo también de 22 años y el mayor de todos Anthony Viloria Niño de 25 años, hermano de Fernando.

Se instalaron en La Calera, V Región chilena donde comenzaron a trabajar en lo que pudieron y encontraron, a su llegada a esas tierras del sur.

Atrás habían quedado, sin terminar, los estudios universitarios de Fernando Viloria con los cuales pretendía adquirir los conocimientos necesarios para iniciar una micro empresa vinculada con el área de procesamiento de lácteos, una meta que quedó suspendida por el exilio hasta que Fernando recibió una llamada de su hermano que le dijo “conseguí a una señora que me va a vender leche, mañana me reúno con ella”. 

Dos amores que le centraron la vida en Venezuela

En una finca de Barinas, Fernando vivió entre dos amores que le llevarían a enrumbar su vida a un nuevo destino. El amor a su novia que le permitió conocer a su suegro, quien le enseñó todo lo que sabía acerca de la producción quesera y, el amor a los quesos, que le ayudó enfocarse en cómo hacer un buen producto, sobre el cual anclar un emprendimiento.

Los primeros ensayos que hacía con su novia comenzaron con el procesamiento de 10 litros de leche diarios con los cuales experimentaban y aprendieron de sus errores. “Salíamos del ordeño un poquito tarde porque estábamos comenzando y a veces la leche se nos acidificaba y no cuajaba” entonces ¬recuerda Fernando¬ que si el queso no quedaba bien terminaba en una pizza en casa de sus familiares de San Cristóbal. Con el tiempo y el suegro repitiéndoles una y otra vez que “si vas a hacer algo hay que hacerlo bien”, se forjó la primera micro empresa quesera con la meta de que aquellos 10 litros crecieran hasta alcanzar los 500 litros, sin sospechar en aquel entonces, que en Chile verían los frutos de esa escuela

“Hagan más queso porque les encantó”

Con las ganas y el conocimiento, apenas apareció la leche comenzaron las pruebas para lograr quesos al estilo venezolano en tierras chilenas. El clima y la materia prima conspiraban en contra. Fernando y Rebeca no lograban el punto que deseaban, el queso no sabía igual al que preparaban en Venezuela porque las vacas se alimentaban diferente.

Ya estaban a punto de darse por vencidos, cuando Anthony decidió llevarlos a la oficina donde trabajaba y al regresar a casa les dijo “hagan más queso porque les encantó” 

Su clientela es mayoritariamente venezolana pero cuenta Fernando que los chilenos, entre extrañados y curiosos, también comienzan a saborear sus quesos con agrado.

“Cuando nosotros comenzábamos a sacar las presentaciones redondas la gente nos preguntaba que si era queso de cabra y nos tocaba explicarle que era queso fresco de vaca porque aquí conocen básicamente el queso de vaca amarillo, madurado”. 

Estos jóvenes venezolanos sueñan con que Quesos Vettel se convierta en una planta quesera, con ganadería propia y una leche certificada para hacer sus productos.

“Aquí vamos haciendo quesitos, con ganas de triunfar en nuestro proyectos y siempre poniendo el nombre de dónde venimos, de Venezuela, en alto” 

Contactos:

IG: @quesosvettel
FB: quesosvetel
Telf. 56 9 41258984 y 56 9 6857353

#QuesosVenezolanos
TW: @quesosV
IG: @quesosvenezolanos
FB:@quesosV
quesosvenezolanos.lem@gmail.com

El Gourmet Urbano / Lourdes Mata @quesosV

Relacionadas

El alimento con más proteína que la carne y que ayuda a reducir el azúcar en la sangre

El alimento con más proteína que la carne y…

Especial.- Las lentejas tienen un alto contenido en polifenoles, lo que ayuda a reducir el índice glucémico.
Dos jóvenes empresas se unieron para crear y promover un biofertilizante elaborado con bacterias de 3.500 millones de años

Dos jóvenes empresas se unieron para crear y promover…

Argentina.- Puna Bio y ucrop.it, dos jóvenes empresas argentinas, anunciaron recientemente que comenzaron a trabajar en conjunto para la producción y…
3 casos de éxito del cacao venezolano en el exterior

3 casos de éxito del cacao venezolano en el…

Zoku en Japón, Aroko en Italia y Cao Chocolates en Miami son algunas reconocidas marcas, fundadas por migrantes, que utilizan cacao…