Prohibición de plaguicidas sintéticos en Suiza: el rechazo claro es una llamada...

Prohibición de plaguicidas sintéticos en Suiza: el rechazo claro es una llamada de atención para las autoridades

38
0
Compartir

La iniciativa popular para prohibir los plaguicidas sintéticos en Suiza ha logrado un notable éxito. El pueblo suizo votó el domingo si quiere prohibir, en los próximos diez años, estos venenos aquel pequeño país montañoso. El alto nivel de aprobación evidencia la preocupación de los ciudadanos por los efectos nocivos de los pesticidas sintéticos, tanto en nuestra salud como en el medio ambiente. El resultado del refrendo es una clara señal para los políticos suizos de que deben actuar para proteger ambos.

La iniciativa popular fue lanzada por un comité de ciudadanos del cantón francófono de Neuchâtel y ha desencadenado un debate en todo el país. «El 40% de los votantes ha aprobado la iniciativa, a pesar de la oposición del Gobierno suizo, el Parlamento suizo, la Unión Suiza de Agricultores y las grandes corporaciones agrícolas. Es un resultado notable», afirma Antoinette Gilson, bióloga y co-iniciadora de la iniciativa sobre los pesticidas.

«Los políticos, los investigadores, los consultores y las partes interesadas en la agricultura y toda la cadena agroalimentaria han de ponerse ahora en marcha y trabajar juntos por un futuro sin pesticidas sintéticos», afirma el viticultor y co-iniciador Jean-Denis Perrochet. «Las organizaciones agrícolas, como Bio Suisse, la asociación de pequeños agricultores VKMB y Demeter han desempeñado un papel importante en la campaña. Las explotaciones ecológicas representan aproximadamente el 15% de la producción agrícola suiza y su existencia demuestra que el cambio es posible. Además de que Seguirán dando forma al discurso político sobre la agricultura en los próximos años», añade Dominik Waser, miembro del comité.

A nivel político, ahora le corresponde al Gobierno suizo actuar. El Parlamento suizo ha encomendado al Consejo Federal (los 7 consejeros que dirigen cada uno de los siete departamentos del Gobierno) que reduzca a la mitad los riesgos del uso de pesticidas. «El Gobierno suizo tiene que demostrar ahora que se toma en serio este asunto y que realmente quiere reducir significativamente el uso de plaguicidas sintéticos», afirma Stéphanie Hüsler, abogada y co-iniciadora.

Es importante aplicar las siguientes medidas inmediatas

    1. El gobierno suizo debe realizar periódicamente pruebas de residuos de plaguicidas en la población (control con muestras). No es aceptable que la Confederación Suiza autorice los plaguicidas sintéticos y luego se limite a cerrar los ojos ante su impacto.
    2. Las sustancias con efectos nocivos sobre el sistema hormonal humano (o disruptores endocrinos) no deberían entrar en el mercado en absoluto, porque tienen efectos extremadamente negativos en el desarrollo infantil, incluso durante el embarazo. Los procedimientos de autorización de estos ingredientes activos deberían orientarse hacia el principio de «quien contamina paga» y prohibir sistemáticamente su uso.
    3. El gobierno suizo debe promover la producción de alimentos sin plaguicidas sintéticos siempre que sea posible, en particular en cultivos como el trigo, los viñedos y la ganadería lechera. También hacemos un llamamiento al sector agrícola, a la industria de transformación de alimentos y a los minoristas para que avancen rápidamente de forma coordinada en este sentido.
    4. Los cantones y los municipios también han de actuar, especialmente en aquellos donde el “Si” obtuvo mayoría. Para respetar la voluntad del pueblo, deben prohibir el uso de pesticidas sintéticos y promover la conversión de las explotaciones a la producción ecológica.
    5. Todos los ámbitos donde se utilicen actualmente plaguicidas deberían quedar libres de ellos, y no sólo en la agricultura. También hay que dejar de usar plaguicidas en las vías del tren, los parques infantiles, los jardines, los campos de fútbol, los bordes de las carreteras y los parques. Los plaguicidas sintéticos tienen efectos perjudiciales para el medio ambiente y la salud humana dondequiera que se apliquen y no son en absoluto necesarios.
    6. La investigación agrícola financiada con dinero público sólo debe utilizarse para desarrollar la agricultura ecológica y la producción agrícola sin plaguicidas sintéticos.

Estos resultados de la consulta popular son la primera vez que el pueblo suizo aborda el tema de los pesticidas sintéticos. Es muy raro que un tema reciba una atención mayoritaria en el primer intento. Sin embargo, la concienciación ha aumentado en toda Suiza. Si los políticos no consiguen resultados en los próximos años, es realista pensar que un segundo intento dé como resultado el voto afirmativo.

El profesor de biología y co-iniciador Edward Mitchell comenta: «Los riesgos para la salud causados por los plaguicidas sintéticos son un hecho comprobado. Por ello, seguiremos trabajando para sustituirlos por alternativas más seguras». Incluso sin la aprobación de la iniciativa, nuestra fundación «Future3″ mantendrá su compromiso con un enfoque gradual».

El comité de la iniciativa agradece a todos los votantes, a las organizaciones de apoyo y a los voluntarios comprometidos su esfuerzo y el buen resultado obtenido.

Pueden verse fotos y vídeos de la jornada electoral aquí:

Para más información, póngase en contacto con

    • Natalie Favre, responsable de medios de comunicación, natalie.favre@lebenstattgift.ch, 076 491 25 26 (FR/DE/EN)
    • Felix Wirz, director de campaña, felix.wirz@lebenstattgift.ch, 079 601 34 45 (DE)
    • Jean-Denis Perrochet, enólogo y coiniciador, jean-denis@lebenstattgift.ch, 079 789 19 88 (FR/DE)
    • Antoinette Gilson, bióloga y coiniciadora, ma@lebenstattgift.ch, 079 795 70 82 (FR/EN)
    • Dominik Waser, miembro de la comisión, dominik.waser@lebenstattgift.ch, 079 313 98 02 (DE)
    • Edward Mitchell, profesor de biología en la Universidad de Neuchâtel y co-iniciador, edward.mitchell@lebenstattgift.ch, 079 535 32 63 (FR/EN)

Pressenza

 

Lea También: Adiós a un amigo

No hay comentarios