Inicio Animales Parque Ecológico Universitario de la UCV se ha convertido en un matadero...

Parque Ecológico Universitario de la UCV se ha convertido en un matadero de yeguas

315
0
La mayoría de los actos vandálicos han ocurrido en el Parque Ecológico Universitario

Con esfuerzo y dedicación un grupo de estudiantes y profesores de Veterinaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV) núcleo Maracay, específicamente del “Equipo Equino” se dedican a diario del cuidado de los caballos y yeguas que hacen vida en el recinto universitario.

Caballos que tratan con amor y los convierten en parte de sus familias, sin embargo, les ha tocado vivir el dolor de perderlos y en tan sólo 2 años los ejemplares de la universidad descendieron de 14 a 0.

A pesar de los esfuerzos, medidas de seguridad y resguardo que han tenido que tomar para los animales, todo ha sido en vano, ya que los delincuentes al caer la noche ingresan a la universidad y han acabado con la vida de los animales, en especial con las yeguas, que sin razón alguna las han descuartizado dentro de la universidad.

El Parque Ecológico Universitario Simón Bolívar, el cual servía como un observatorio de aves, en la actualidad se ha convertido en un cementerio de yeguas, delincuentes aprovechan la oscuridad y la maleza para ingresar a la casa de estudio y llevarlas hasta este lugar para posteriormente matarlas.

Aunque en un principio cuando se iniciaron los abigeatos en la universidad, los estudiantes y autoridades pensaron que había sido para consumo humano, pero posteriormente con los demás actos vandálicos llegaron a la conclusión que podría ser para comercializarla.

SÓLO LAS YEGUAS HAN SIDO VÍCTIMAS

Rafael Toros, estudiante del 4to año de la Facultad de Veterinaria de la UCV y presidente del Grupo Equino, detalló que la universidad contaba con cinco yeguas, pero tuvieron un accidente con una, la cual atropellaron, razón por la cual quedaron sólo cuatro.

“Cuatro yeguas fueron asesinadas de las cuales una estaba gestante, además en el año 2017 recibimos una donación de un Haras donde nos dieron dos yeguas más, las cuales estaban también en gestación y fueron asesinadas en el Parque Simón Bolívar, fueron las primeras víctimas en aquel entonces”.

Destacó que luego de eso el 22 de agosto del 2018 fue asesinada “Mis Simpatía”, “esta yegua estaba preparada para equitación y estaba lista para nuestros proyectos, además en abril del año pasado en la Semana Mayor asesinaron a dos yeguas más y la última que quedaba fue asesinada el viernes pasado”.

Los restos de "Bárbara" se encuentran en el Parque Ecológico
Los restos de “Bárbara” se encuentran en el Parque Ecológico

Toros resaltó que “Bárbara”, la última yegua asesinada, había sido herida con una cortada esto para buscar matarla, “nos percatamos de esta situación y procedimos a cuidarla y resguardarla, la tratamos y la curamos”.

Resaltó que las yeguas pernoctaban en una zona cerca de la plaza central debido a la escasez de pasto, “la Facultad tiene tiempo que no recibe recursos e insumos necesarios, antes se compraba pasto, pero ahora no tenemos el dinero y en vista de eso no hemos podido comprar el material vegetal, por esa razón se ha tomado la decisión de hacer potreros y que ellos coman”.

Manifestó que crearon diversas estrategias para cuidar a “Bárbara”, pero todos los esfuerzos fueron en vano, “decidimos rotarla para evitar que fuera víctima de la delincuencia, es más ella se quedaba en los establos, pero con todo lo de la pandemia del Covid-19 y debido a eso a nosotros se nos dificultaba llegar a la universidad o venir con la misma frecuencia y por miedo de no poder llegar decidimos que se dejara que pastoreara”.

Asimismo indicó que el año pasado debido a la sequía, el caballo “Flecha” presentó un cuadro de desnutrición y ellos temían que la misma situación ocurriera con “Bárbara”, “aunado a eso “Flecha” tuvo una enfermedad que afectó su sistema inmunológico, razón por la cual decayó, todo esto afectó más, ya que él presenció la matanza de las otras yeguas y esto trajo como consecuencia que cayera en un cuadro depresivo”.

Toros precisó que para actos vandálicos no han tocado a los caballos, “en matanza no están involucrados los caballos, siempre es con las yeguas, “nada más nos quedan dos machos, el año pasado se presentó una situación con uno de ellos, el cual fue donado a la Facultad, él estaba acá y amaneció en el Mercado Libre, no sabemos cómo ocurrió esto, pero los cuerpos de seguridad actuaron de forma inmediata y detuvieron a las personas que lo tenían en ese momento y lo devolvieron a la Facultad”.

Recalcó que cuentan con una población de bovinos, los cuales nunca han sido víctima de la delincuencia, “a estos animales nunca los han tocado, tenemos además caprinos, pero con ellos se han presentando es robo y en la parte de Agronomía si han atacado a las vacas, las han matado y también las descuartizan”.

Por último, indicó que sólo esperan que las autoridades realicen una investigación y se de con los responsables de estos hechos, “es una situación lamentable y sólo esperamos que se puedan ubicar a los culpables de este delito, lo que pedimos es que se haga justicia”.

DOS YEGUAS CON CINCO MESES DE GESTACIÓN

En el año 2017 dos yeguas con cinco meses de gestación también fueron víctimas de personas indiscriminadas que ingresaron a la universidad y las mataron, las cuales se encontraban en el Parque Biológico Universitario Simón Bolívar, el cual se encuentra al lado de la entrada y salida de la universidad.

En principio cuando se cometió el crimen, se llegó a pensar que se trataba de un vil hecho para la comercialización de la carne de los equinos, sin embargo esta historia perdió fuerza cuando se empezaron a presentar otras escenas iguales.

En dicha oportunidad los estudiantes hicieron un llamado a la comunidad que hace vida en las adyacencias a la universidad para que denunciaran cualquier situación irregular que observaran en la misma.

Detallaron que los animales de la Facultad de Veterinaria no están aptos para el consumo humano, ya que son utilizados para la práctica de la medicina, lo que puede provocar problemas sanitarios en la persona que los consuma y en el estado en general.

“BÁRBARA” ERA LA ÚLTIMA YEGUA

Entre la noche del jueves 21 y la madrugada del viernes 22 de mayo, delincuentes aprovecharon de la oscuridad y la soledad de la universidad para sacrificar a “Bárbara”, que era una pieza clave para las prácticas estudiantiles y los proyectos con la comunidad, además de ser un ejemplar de gran aprecio en la Facultad de Veterinaria.

Los delincuentes dejaron los restos de “Bárbara” dentro de los terrenos del campus, y fueron encontrados por el Grupo Equino, quienes durante la jornada diurna acuden a las instalaciones para cuidar y alimentar a los animales que hacen vida en el lugar, los cuales han sido diezmados sin clemencia por la delincuencia, dejando a la Facultad de Veterinaria sin su apreciado patrimonio animal.

A través de las redes sociales, estudiantes y profesores de la Universidad Central de Venezuela (UCV) dieron a conocer la lamentable noticia del descuartizamiento de la única yegua que quedaba en la Facultad de Ciencias Veterinarias de dicha casa de estudio, ahora sólo esperan que se pueda hacer justicia y que las autoridades competentes den con los responsables de este terrible crimen.

El Siglo /  Mónica Goitia / Fotos: Joel Zapata

Comenta ahora!