Inicio Agricultura #MITOSTRANSGÉNICOS: LA COEXISTENCIA ENTRE RAZAS NATIVAS DE MAÍZ, VARIEDADES HÍBRIDAS Y TRANSGÉNICAS...

#MITOSTRANSGÉNICOS: LA COEXISTENCIA ENTRE RAZAS NATIVAS DE MAÍZ, VARIEDADES HÍBRIDAS Y TRANSGÉNICAS ES POSIBLE.

633
0

Uno de los temas más importantes que han surgido dentro del debate sobre los cultivos transgénicos, es el de su coexistencia con otros tipos de cultivos. Para muchos éste es el argumento definitivo para evitar la introducción al ambiente de los cultivos genéticamente modificados. A continuación presentamos información técnica, así como experiencias, sobre la coexistencia de diferentes tipos de cultivos.

Principios de reproducción vegetal: maíz      

Los mecanismos de reproducción desarrollados por las plantas son muy diversos. Alrededor de un 80% de las plantas son hermafroditas, es decir, tienen una función tanto masculina como femenina y se fecundan por sí solas. El resto se fecunda por entrecruzamiento (dispersión de polen entre individuos), el cual  mantiene la diversidad genética y por medio del cual es posible lograr mejoras genéticas a las plantas, lo que se traduce en la adquisición de características innovadoras para poder adaptarse a condiciones cambiantes.

El cultivo de maíz posee un sistema reproductivo que permite la entrecruza con diferentes plantas que sean sexualmente compatibles con él mediante la dispersión de polen. Mediante este tipo de reproducción, los agricultores y fitomejoradores han manipulado deliberadamente el proceso de mejoramiento del maíz, es decir, han hecho entrecruzas de diferentes individuos para obtener razas híbridas que tengan características deseadas como: adaptación a diferentes condiciones geográficas, mejorar la productividad del cultivo o hacerlo más resistente a determinadas plagas. Estos procesos requieren de técnicas de aislamiento que eviten el entrecruzamiento con otras variedades de las cuales no se desean introgresiones genéticas (movimiento de genes de una especie a otra), que puedan alterar el desempeño, o productividad de la planta.

Flujo genético, ¿qué es?      A pesar de que en los últimos años, con la llegada de los transgénicos, este término ha adquirido una reputación de “algo no aceptable”, la realidad es que es parte de la evolución.

Flujo genético (o génico), se define como cualquier desplazamiento de genes de una población a otra. El flujo génico no solo se da de cultivos transgénicos a parientes silvestres o a razas nativas; el flujo génico existe en toda la naturaleza y en cada uno de los cultivos que sembramos, ya sean nativos, híbridos o transgénicos. En resumen, el flujo génico no es algo nuevo, más bien se ha convertido en un concepto socialmente nuevo.

En particular para el caso de las razas nativas de maíz y del maíz transgénico, se llega a tener el temor de que las primeras puedan adquirir características de los transgénicos, provocando la pérdida de su pureza.  Pero eso es algo que también pasa con cualquier tipo de maíz que sembremos, incluyendo híbridos convencionales los cuales se han sembrado por décadas en México (y de los cuales también existe un flujo genético), sin que hasta la fecha hayan tenido un impacto negativo en la biodiversidad o en las razas nativas de maíz.

Algunos estudios descriptivos muestran la introgresión de genes a plantas silvestres sin que haya existido un impacto significativo, salvo el de incrementar la diversidad genética local. Además, que exista flujo génico no quiere decir que necesariamente vaya a haber una introgresión, la cual requiere de varias retrocruzas y de la estabilización del transgen (gen transferido al genoma de otro organismo)  en el genoma. En otras palabras, se requiere de un proceso para que un gen se introduzca exitosamente en el genoma de una planta, y que este perdure por generaciones.  (Stewart et al, 2003)

Un estudio de 10 años publicado en la prestigiada revista científica Nature, encontró que los cultivos GM resistentes a herbicidas no sobreviven en un entorno natural y no es probable que puedan invadir otros hábitats. Las plantas no mostraron capacidad de reproducción autónoma, ni de auto-mantenimiento y no se extendieron en el área circundante. (Crawley, M, 2001)

Principios técnicos de coexistencia

La mejor estrategia para prevenir la difusión de genes es el aislamiento por distancia entre poblaciones. En la práctica agrícola, los agricultores conocen las distancias mínimas de aislamiento necesarias para prevenir la polinización cruzada entre variedades. Éstas constituyen la base para determinar las medidas de bioseguridad que se exigirán en cada caso durante la fase de liberación experimental. Una vez aprobado el cultivo para su siembra a escala comercial, la aplicación de esas distancias en la práctica agronómica queda en manos de los agricultores.

La coexistencia entre diferentes tipos de cultivo existe desde hace mucho tiempo, y es algo común en la práctica de la agricultura. El flujo génico no es exclusivo de los cultivos transgénicos, por ello está por demás decir que el riesgo con los cultivos transgénicos está sobredimensionado.

Se han realizado diversos estudios para conocer las distancias a las que viaja el polen del maíz, los resultados han sido variables, por ejemplo el estudio de Luna et al. (2001) se observó polinización cruzada hasta un máximo de 200 metros.

PRICE (Practical Implementation of Coexistence in Europe): Fue un proyecto que se desarrolló durante  tres años en el que se evaluó la viabilidad de la aplicación de las estrategias de coexistencia europeas y sus costes, tanto para los agricultores como para los operadores de la cadena de suministro.  El informe ha concluido que las estrategias actualmente implementadas en la UE para asegurar la coexistencia de cultivos transgénicos y no transgénicos son viables en la práctica, tanto a nivel de la explotación agraria como a lo largo de la cadena de suministro de alimentos y piensos.

El estudio de Melé et al (2004) encontró que el flujo génico en maíz disminuía rápidamente en relación con la distancia, se tomaron 255 muestras  y se estableció que tenían menos del 0.9 % de tolerancia de presencia de genes provenientes de cultivos GM a 10 metros de distancia. APROSE (APROSE, 2004 Evaluation of cross pollination between commercial GM (Mon 810) maize and neighbouring conventional maize fields. Analytical 2003/4) encontró que el flujo génico disminuía con la distancia y que alternando las épocas de siembra por hasta 10 días se encontró una concentración de aproximadamente 0.84 %.

Entre algunas de las medidas técnicas a usar para evitar la polinización cruzada mediante la disminución del flujo génico están:

  • Alternar las épocas de floración.
  • Establecer las parcelas de los cultivos transgénicos a distancias técnicamente recomendadas para evitar la polinización.
  • Establecer bordos o hileras de plantas convencionales en la periferia de los cultivos transgénicos.
  • Desespigar las plantas transgénicas para evitar desarrollo de polen.
  • Sembrar cultivos transgénicos en superficies agrícolas donde no existan antecedentes de cultivo de variedades criollas.
  • Cooperación estrecha entre los actores involucrados.

Marco regulatorio: Evaluación del riesgo y bioseguridad.  

¿Qué es la bioseguridad?

De acuerdo a la ley mexicana, se define como las acciones y medidas de evaluación, monitoreo, control y prevención que se deben asumir en la realización de actividades con organismos genéticamente modificados, con el objeto de prevenir, evitar o reducir los posibles riesgos que dichas actividades pudieran ocasionar a la salud humana o al medio ambiente y la diversidad biológica, incluyendo los aspectos de inocuidad de los organismos que se destinen para uso o consumo humano. (Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados – LBOGM, 2008)

Considerando lo anterior, es importante brindar un concepto de lo que es “evaluación del riesgo” y empezar a entender que estos conceptos van de la mano.

Desde tiempos muy remotos la humanidad ha aprendido a vivir con los riesgos. Toda la tecnología que hemos desarrollado implica un riesgo, de ahí surge la importancia de evaluarlos. Simplemente no existe tecnología cero riesgos. Los riesgos que hemos afrontando a lo largo de nuestra historia han ido cambiando con el tiempo. A medida que la ciencia ha avanzado y hemos sido capaces de determinar factores importantes en la calidad de nuestros alimentos, se ha visto la necesidad de evaluar el riesgo al que los consumidores se exponen al consumir determinados productos o alimentos.

Sin embargo, la correlación de lo que la ciencia define como  “riesgo”, discrepa totalmente de lo que significa para un sistema politizado. Mientras más se politice la evaluación del riesgo, más propensos seremos a perder de vista los puntos importantes sobre las evaluaciones del mismo, lo cual a largo plazo provoca prohibiciones y toma de decisiones  basadas en política y no en la ciencia. (Smyth, 2014)

El objetivo de la evaluación de riesgos es identificar y evaluar los posibles efectos adversos de un organismo transgénico en la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Dicho análisis debe llevarse a cabo por métodos científicos estandarizados y transparentes, caso por caso.

Por otra parte, la LBOGM establece y determina los centros de origen y diversidad genética en su título IV, en el cual se establece que no se pueden sembrar variedades transgénicas en áreas que sean consideradas centro de origen y diversidad genética. Es importante señalar que esta medida “precautoria” disminuye enormemente el riesgo de introgresiones génicas de maíces transgénicos a maíces convencionales o nativos. (Consulta la LBOGM)

Para cumplir con su objetivo, el análisis de riesgo en cultivos transgénicos debe contemplar los siguientes pasos:

  • Identificación de características fenotípicas o genotípicas asociadas al organismo GM que pudieran tener efectos adversos sobre la biodiversidad.
  • Evaluación de la posibilidad de que estos efectos adversos ocurran.
  • Evaluación de las posibles consecuencias en caso de que ocurran.
  • Estimación del riesgo basado en la evaluación de las posibles consecuencias
  • Recomendación en cuanto a si los riesgos son aceptables o manejables. En los casos donde existan dudas, se deberá solicitar más información sobre los puntos en duda.

Dependiendo de cada caso, el análisis tomará en cuenta información técnica relevante:

  • Características biológicas del organismo receptor (ej. maíz nativo o teocinte).
  • Características biológicas del organismo donador (ej. maíz transgénico).
  • Características del vector de transferencia.
  • Características de la modificación.
  • El organismo transgénico y diferencias biológicas entre él y el organismo parental.
  • Información relacionada con el uso que se le dará
  • Información sobre la localización geográfica incluyendo información relevante sobre biodiversidad y centros de origen.

Las medidas de bioseguridad están encaminadas a evitar la dispersión de genes.

Experiencias de coexistencia entre diferentes tipos de cultivos y sistemas de agricultura.

  • Brasil.

Para Brasil la llegada de los cultivos GM significo un gran apoyo a su agricultura. Uno de los grandes debates que llegaron a suscitarse fue la aprobación para siembras del maíz transgénico, debido a que Brasil es también un país megadiverso y cuenta con sus propias razas nativas de maíz.
Para evitar impactos económicos, ya existían desde mucho antes de la llegada de los cultivos transgénicos medidas para reducir el flujo genético. Estas medidas fueron desarrolladas en parte por los propios agricultores. Desde los años 30 los patrones de aislamiento fueron determinados por los productores de maíz que descubrieron por prueba y error las distancias necesarias para mantener dos variedades distintas con tazas de cruzamiento mínimas.

Prácticas como, el uso de semillas producidas en aislamiento genético en el tiempo y en el espacio son formas ampliamente conocidas y utilizadas para preservar las características de la misma especie. Los mejoradores, productores de semillas y agricultores acostumbran controlar el flujo génico cuando lo requieren, utilizando prácticas agronómicas simples y rutinarias que incluyen

  • Aislamiento físico (por ejemplo, bolsitas de polinización). Líneas intercaladas de otra variedad.
  • Aislamiento temporales (sembrando en épocas diferentes para evitar coincidencias en la liberación de polen); o espaciales (plantando lejos unas especies de otras).

La tasa de polinización cruzada entre diferentes áreas de cultivo depende de la viabilidad del polen, la sincronización de la floración y la concentración relativa de polen en las áreas donadoras y receptoras (para revisiones véase Treu y Emberlin, 2000; Brookes, et ál., 2004).

  • España.

En 1998, España se convirtió en el primer país de la Unión Europea en sembrar cultivos transgénicos en una fase comercial. Desde entonces, el área ha ido en crecimiento y hasta la fecha no han existido problemas legales de introgresiones de variedades transgénicas a variedades híbridas. Los agricultores españoles han tenido la posibilidad de comercializar cultivos transgénicos convencionales u orgánicos de maíz. Las medidas de coexistencia adoptadas por los agricultores han sido desarrolladas por ellos mismos sin la intervención de un marco legal.

En 2006 se publicó el estudio “Flujo de genes mediada por polen en maíz, en situaciones reales de coexistencia”  (Joaquima Messeguer, Gisela Peñas, Jordi Ballester, Marta Bas, Joan Serra, Jordi Salvia, Montserrat Palaudelmàs y Enric Melé), en el que se demostró que la coexistencia entre maíz transgénico y maíz convencional es posible. El estudio estableció que los bajos niveles de flujo génico se debían a las alternaciones en épocas de polinización y concluyó que una distancia de 20 metros entre cada cultivo es suficiente para evitar introgresiones genéticas mayores al 0.9 % de tolerancia establecido.

Algunas de las medidas que han aplicado los agricultores españoles son:

  • Aislamiento.
  • Sembrar otros cultivos en los bordes.
  • Alternar fechas de floración.
  • Limpiar la maquinaria de cosecha.
  • Mantener un registro.
  • Cooperación estrecha de los participantes de la cadena de producción agrícola.

 http://agrobiomexico.org.mx

Comenta ahora!