Inicio Noticias Más de 10 hectáreas de cosechas perdidas por lluvias en Jáuregui

Más de 10 hectáreas de cosechas perdidas por lluvias en Jáuregui

454
0

(La Grita).- Entre 10 y 15 hectáreas de cosechas de tomate, pimentón, lechuga y otros alimentos se perdieron como consecuencia de las fuertes lluvias del fin de semana pasado, calculó el alcalde del municipio Jáuregui, Alirio Guerrero.
En uno de los seis galpones de hortalizas afectados, el barro acabó con 50 sacos de cebolla, lo que traduce una pérdida de millón y medio de bolívares al productor. En la vía rural de Los Toldos, donde cayó prácticamente una vaguada, la furia del agua destrozó otro galpón y arrastró una camioneta y dos motos.

Por quinto día consecutivo, este miércoles siguieron incomunicados los municipios Jáuregui y José María Vargas. La troncal 007, la principal que los conecta, exhibe sus peores condiciones en los cerca de 10 kilómetros que van desde La Puntica (frontera de La Grita con El Cobre) hasta La Quinta (entrada a La Grita).

El alcalde Guerrero está consciente de que tienen que darle celeridad a la apertura de la vía, porque esta zona de la Trasandina ostenta un alto potencial agrícola y es ruta habitual de los “ferieros” que cada semana envían toneladas de hortalizas, verduras y frutas a todas las regiones del país.

Máquinas en acción
Cuatro maquinarias laboran las 24 horas en el despeje. La Alcaldía de Jáuregui, explicó el mandatario, cuenta con dos retroexcavadoras operativas que, solas, “son insuficientes ante la emergencia”. La municipalidad también ha mantenido presencia en la zona con su Cuerpo de Bomberos, Protección Civil y la Dirección de Ingeniería.

“La situación es muy grave, solo con el par de equipos que tenemos no podíamos dar una solución rápida”. Por eso, Guerrero agradeció que la Gobernación del Táchira trasladara a la zona dos cargadores. “Esperamos que, con la repotenciación que hizo el gobierno regional con los dos cargadores, más las dos máquinas de la Alcaldía, podamos dar una solución más eficiente”.

Cuatro maquinarias laboran en la remoción del lodo. (Foto/Alcaldía de Jáuregui)
Cuatro maquinarias laboran en la remoción del lodo. (Foto/Alcaldía de Jáuregui)

De forma mancomunada, como están trabajando, fue creado un centro de coordinación en el comando más cercano de la Guardia Nacional, en el cual participaron la vecina Alcaldía de Seboruco y las fuerzas públicas de los municipios afectados.
“Hacemos todo lo posible para restaurar las vías, pero pedimos a los ciudadanos que tengan paciencia porque la situación es bastante compleja”, invitó Guerrero. Expuso que deben remover unas cuantas toneladas de escombros y que luego se hará necesario que técnicos del Instituto de Vialidad del Táchira (IVT) hagan un estudio sobre esta vía, “porque hay fallas de borde que están ocasionando graves problemas”.

El primer mandatario de La Grita calcula que la remoción de escombros debe tardar unos cinco días y que, para tener la carretera en perfecto estado, deberán transcurrir unos 10 a 12 días, contados a partir de este miércoles, cuando declaró a Diario La Nación.

Mientras tanto, en el ayuntamiento piden a las autoridades regionales que se controle más el flujo de motorizados a lo largo de la vía afectada. El domingo pasado, trascendió, el paso de personas en moto por entre los montones de barro impidió que un operario pudiese avanzar en un tramo.

Diez personas sin casa
Durante un recorrido por Santa Ana del Valle, comunidad que quedó aislada entre una docena de derrumbes, Guerrero constató que se han caído algunas líneas y por eso sus habitantes presentan deficiencias de electricidad.

La escuela del sector se inundó y algunos escombros están ejerciendo presión sobre las paredes. Como también cayó granizo el pasado viernes, se observan viviendas afectadas, grandes rocas y árboles arrancados de raíz.

El alcalde Guerrero con algunos afectados y, al fondo, una estructura arrasada. (Foto/Alcaldía de Jáuregui)
El alcalde Guerrero con algunos afectados y, al fondo, una estructura arrasada. (Foto/Alcaldía de Jáuregui)

Debido a las lluvias quedaron damnificados tres grupos familiares, 10 personas en total, que incluyen tres niños de cuatro, ocho y nueve años, así como una joven con seis meses de embarazo. Todos convivían en una vivienda que ahora enseña las secuelas de la furia del agua. De momento la matrona Ligia Suárez y los suyos están refugiados en casas de familiares. El martes, en la tarde, el alcalde y su equipo les suministraron colchonetas y una alimentación previa, mientras que tratan, conjuntamente con el Gobierno regional, de resolverles su problema de habitabilidad, pues quedaron prácticamente en la calle.
Como este miércoles volvió a brillar el sol, las familias cuyos vehículos se habían atascado pudieron remover la tierra seca. En Santa Ana del Valle residen familias como los Zambrano que, indican funcionarios municipales, perdieron enseres y requieren colchonetas. Quienes deseen colaborar pueden llevar sus donativos a la sede de la Alcaldía.

Consultado sobre si hay recursos extraordinarios para colaborar con esta emergencia, Guerrero recordó que las alcaldías continúan en condiciones presupuestarias graves, también ahogadas, pero por los incrementos salariales.

Moradores de los 10 kilómetros afectados coinciden en que estas lluvias extraordinarias los castigaron más que las del año 2010. “En ese entonces creció mucho el río; ahora lo que pasó fue que las quebradas se desbordaron desde lo alto de las montañas y se vino todo abajo”, diferenció un habitante.

A esta emergencia de la troncal 007 se suman los problemas de vialidad en la local 03, entre La Grita y Seboruco. En recorrido de Diario La Nación, este miércoles, se observó que el paso está más fluido en relación con el fin de semana. La ruta de la Panamericana es la única que toman las dos líneas de transporte público que viajan de La Grita a San Cristóbal, y viceversa.

Daniel Pabón

Min-Transporte: removidos
5.600 metros cúbicos de lodo

Unos 2.800 metros cúbicos de derrumbes removieron trabajadores y maquinaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas en la carretera local 03, la que une a Seboruco con La Quinta. Estos trabajos fueron los que permitieron reactivar el paso por un canal de circulación, en unos diez kilómetros de vía, desde el pasado domingo. “Se continúa limpiando la vía en el sector La Quinta – Santa Ana del Valle, donde se han removido 2.800 metros cúbicos de tierra arcillosa y lodo con el fin de garantizar el paso de vehículos entre estas poblaciones tachirenses”, informa el despacho en un boletín de prensa. En total, las labores suman 5.600 metros cúbicos de lodo y piedras removidos. El Ministerio también valora la situación de los puentes de estas carreteras, los cuales considera “de suma importancia” para la producción y distribución alimentaria en el estado. (DP).

La Nación

 

Comenta ahora!