Lácteos pasan a ser un lujo en la mesa del venezolano

Lácteos pasan a ser un lujo en la mesa del venezolano

El nivel de inflación ha afectado todos los rubros de la cesta básica del venezolano y los lácteos no escapan de esa realidad. Los precios de los productos siguen en una marcada escalada y no hay quien los detenga.

Esta semana el kilo de queso de res se encuentra entre 65.000 y 72.000 bolívares, en octubre éste costaba entre 35.000 y 45.000 bolívares mientras que en septiembre, el kilo rondaba los 18.500 bolívares.

El queso de cabra también va en ascenso, esta semana se oferta entre 60.000 y 65.000 bolívares.
Es decir, un trabajador que devengue sueldo mínimo debe invertir toda su quincena para poder comprar un kilo de queso.

Aseguran los vendedores que los clientes piden trozos pequeños, el mínimo cuesta 15.000 bolívares. La cantidad que piden a sus proveedores también es menor, aunque en la caja se ve más dinero, no les alcanza para reponer el inventario porque cada día los precios varían.

El litro de leche pasteurizada cuesta 19.500 bolívares y la de larga duración alcanza los 22.000 bolívares, mientras que la garrafa de dos litros de leche cuesta 33.000 bolívares.
La leche en polvo con precio regulado no aparece en los anaqueles de los supermercados desde hace varios años, sólo se consigue en su presentación importada y su costo supera los 100.000 bolívares.

La crema de leche de 450 gramos vale entre 25.000 y 27.500 bolívares, el litro de suero entre 20.000 y 36.500 dependiendo de la marca.
“Comerse una arepa con suero ahora es un lujo” lamenta la señora Tania Castro, que este martes comparaba precios en las inmediaciones de la carrera 17 con calle 23.

La mantequilla no se consigue con facilidad, las marcas importadas sobrepasan los 25.000 bolívares en su presentación más pequeña.
En todos los negocios con estos rubros, han notado que el consumo ha menguado. En una charchutería cerca de la avenida Vargas, tres meses atrás despachaban 10 piezas de queso semanales, cada una de 20 kilos, y ahora despachan tres.

Las meriendas de los más pequeños de la casa también se ven comprometidas ante el ascenso de estos precios. Una porción de yog vale 8.000 bolívares y medio litro de chich 15.000 bolívares.

Anteriormente rebuscar en los mercados populares o en las charcuterías más pequeñas, garantizaba encontrar los productos lácteos más económicos, pero ahora parece que dejó de ser una opción pues en los comercios de cualquier punto de la ciudad, los precios son similares.

El Impulso / Angélica Romero Navas / Foto: Iván Piña 

 

Relacionadas

Precio internacional del cacao rompió récord histórico

Precio internacional del cacao rompió récord histórico

PERÚ.- Aumento del precio de este grano superó los US$ 5,500 la tonelada en el mercado internacional, informó el Ministerio de…
El café del futuro se cultiva en Cajamarca: región norteña traza la ruta en Perú para producir café carbono neutro

El café del futuro se cultiva en Cajamarca: región…

PERÚ.- Ante la creciente demanda de los mercados internacionales por cafés con una huella ambiental reducida, la región del norte peruano…
Gobierno invita a los productores a migrar hacia la agroecología para combatir el cambio climático

Gobierno invita a los productores a migrar hacia la…

CARACAS-Venezuela.- Este sábado, el ministro para la agricultura productiva y tierras, Wilmar Castro Soteldo destacó que los diversos conflictos que afectan…