Inicio Noticias Opinion La hambruna venezolana / Pedro Piñate

La hambruna venezolana / Pedro Piñate

310
0

“Las imágenes más crudas de la hambruna venezolana recuerdan las del holocausto de los judíos en los campos de concentración nazi durante la II Guerra Mundial”.

De la hambruna venezolana actual por la carencia y carestía de los alimentos, da cuenta el creciente número de casos de inanición siguiendo el aumento a la vista de la desnutrición general entre  la población. Nada extraño en el otrora rico país petrolero donde, tras la debacle política, social y económica, entre la mayoría de la población que es pobre, miles no logran completar una comida al día. Esto mientras la sensible pérdida de peso y condición corporal de la población de todas las edades, se atribuye con toda razón, es debida a la “dieta de M…”, el responsable político de la hambruna venezolana. Así  las imágenes más crudas de la hambruna venezolana recuerdan las del holocausto de los judíos en los campos de concentración nazi durante la II Guerra Mundial , y a las víctimas de los genocidios en Bosnia, Ruanda o Somalia.

Por otra parte, una consecuencia de la hambruna que sufre Venezuela es la emigración de la población. Esta observación es importante al identificarse la hambruna entre las razones que forzan el éxodo masivo de más de 3 millones de venezolanos, el cual se prevé aumente hasta 5 millones al finalizar 2019 de no restaurarse antes la libertad y democracia.  De allí que la hambruna venezolana requiera no solo de la solución política-diplomática-militar que posibilite sin restricciones la ayuda humanitaria internacional, sino de la solución agroalimentaria que acometa el reabastecimiento con importaciones y la reactivación de la agricultura hoy casi paralizada sin insumos ni mejores condiciones.

Al respecto son útiles las lecciones del profesor Michael C. Latham de la Universidad de Cornell (2002): “La primera y más importante acción en los casos de hambruna, y pre-hambruna es suministrar y poner a disposición de las personas, alimentos para evitar la inanición y la malnutrición, para mantener el buen estado nutricional de quienes están bien nutridos y rehabilitar a aquéllos que se encuentran en estado de desnutrición.” (…) “La medida preventiva final es tener una economía diversificada y un sector agrícola y alimentario bien desarrollado”. (…) “Las hambrunas son generalmente el resultado de una serie de fallas agrícolas, económicas y políticas”.  Ciertamente, siendo conocidas las causas, causantes y soluciones de la hambruna venezolana, su erradicación debe ser definitiva. Nunca más.

Pedro Piñate / ppinate@gmail.com

Comenta ahora!