Jorge Glem, con la misión de globalizar al cuatro

Jorge Glem, con la misión de globalizar al cuatro

Caracas-Venezuela.- Recientemente editó un disco con el músico de folk Sam Reider y este año se va de gira en distintos formatos que incluyen su maestría en el cuatro: Jorge Glem continúa en su trabajo de expandir el universo sonoro del instrumento.

 

Jorge Glem, dueño de un talento particular, ha logrado fusionar y hacer brillar al cuatro en géneros tan disímiles como el jazz, la salsa, el bluegrass, el rock y el pop. El cumanés ha compartido escenario con músicos como Paquito D’Rivera, Jordan Rudess, Rubén Blades, Calle 13, Carlos Vives, Guaco y Desorden Público, entre muchos otros. Ha participado en más de 200 producciones y le ha dado la vuelta al mundo.

Hasta hace apenas unos días de este mes de enero, estuvo en Venezuela y, por supuesto, visitó a los suyos en Cumaná. En estas líneas está el relato de su paso por casa, su acá y ahora, su hoy como artista, como solista y junto a la agrupación C4 Trío.

-Sabemos del gran éxito y la gran proyección que ha ganado su carrera en Nueva York y, sin embargo, tiene usted la humildad de ir a Cumaná, su tierra natal, a tocar para las abuelitas en la bahía, ahí mismito, codo a codo con el pueblo. ¿Cómo se siente eso?

-Bueno, compa, realmente fue increíble. Yo he venido a Cumaná ya tres veces desde octubre de 2022, pero antes tenía siete años sin venir. Entonces, para mí esa sensación de estar tan lejos, de no saber si podía volver o no, es algo que no me hacía sentir nada bien.

Yo antes igual siempre hacía cosas por Cumaná porque siento que es una responsabilidad como músico y ciudadano, pero esta vez disfruté muchísimo, pude ver a mucha gente que quiero y que tenía hasta 15 años que no veía. Pude ir a los coctelitos, que es ese sitio donde estaba con las señoras bailando en Instagram, pude ir a Mochima, a las fiestas de Cumanacoa, y hay un cariño muy bonito de la gente que ni siquiera me esperaba, mucho más de lo que uno cree.

Y la gente está ahí, dándolo todo. A mí me parece muy importante eso, porque tenemos que entender fuera de Venezuela lo vivo que está nuestro país a través de su gente, que más allá de los problemas políticos y todo lo que está sucediendo, la gente está viva y con muchas ganas de trabajar y de vivir, de disfrutar, y seguimos teniendo –de alguna forma- la misma Venezuela. Quizá no a nivel de estructura, pero sí a nivel de gente: es una Venezuela preciosa, y creo que todos los venezolanos merecen volver a disfrutar esto.

-¿Cómo le fue a C4 Trío con su participación en los premios Grammy Latinos?

-Fue como un gran espaldarazo al trabajo que estamos haciendo, más allá de ser un premio o una competencia. Es como una forma de decir que el disco “Back to 4” está entre los que más le gustó a todo el gremio musical que forma parte de los Latin Grammy, los productores, etcétera. Eso para nosotros es un honor muy grande. Ya hemos ido varias veces a los Grammy, incluso ganamos una vez con Luis Enrique y C4, con el disco “Tiempo al tiempo” (2019), y también en una oportunidad como Mejor Ingeniería de Sonido para un álbum y como Mejor Arreglo, que se lo ganó Rodner Padilla en el disco de Luis Enrique.

Hay cosas muy lindas que han pasado con la agrupación y en esta oportunidad lo disfrutamos muchísimo. Es algo muy bonito poder seguir haciendo toda esta cantidad de colaboraciones, de cosas chéveres, pero lo bonito del disco “Back to 4” es que –después de haber hecho varios discos de colaboraciones, como el de Gualberto Ibarreto y el de Luis Enrique, entre otros, que han estado nominados al Latin Grammy o al Grammy Americano- es un proyecto propio.

En esta oportunidad decidimos hacer un disco más atrevido en el sentido de que hicimos 10 temas totalmente nuevos, obras inéditas compuestas por nosotros, y sin tener colaboración con nadie quedó nominado como Mejor Disco Instrumental. Eso nos hizo muy felices, porque vemos que están pasando cosas muy bonitas con la música venezolana. Fue una experiencia muy bonita y conocimos a gente muy importante. Hicimos muy buenos contactos. Así van creciendo las cosas poco a poco.

-¿Cómo van las cosas con C4 Trío?

-Este año estaremos cumpliendo 18 años de carrera. Es algo que nos tiene súper contentos, porque ya nuestro proyecto es mayor de edad. Vamos a tocar en enero en New Jersey y Filadelphia. Y la otra cosa chévere es que vamos a abrir la gira por EEUU de una agrupación de jazz muy importante -y que admiramos mucho-, llamada Snarky Puppy. Vendremos a Venezuela a hacer una gira en marzo o mayo. Tenemos varias cosas para este año, pero no todas están confirmadas. Va a ser un año bonito para la agrupación.

-Muchos artistas venezolanos están arrasando en el extranjero, como es su caso, porque en Venezuela se toparon con un techo y afuera sí tienen chances ¿Cómo se siente eso? ¿Tal vez hay algo de desarraigo?

-Cuando yo salí de Venezuela no sentía que tenía un techo, porque tenía la posibilidad de ir a muchos sitios y hacer muchas cosas. Sin embargo, siento que el cuatro es un instrumento universal y lo ideal sería tratar de mostrarlo al mundo y procurar que se conozca cada vez más, como es el caso del ukelele, el piano o el violín.

La mejor manera de hacerlo era sacrificar un poco lo que estábamos viviendo en Venezuela y empezar prácticamente desde cero en otro país, en el que confluyeran todas esas culturas. En mi caso fue Estados Unidos.

Te juro que ha sido muy difícil. Uno tiene que armarse de mucho valor, mi familia es muy unida y yo amo a mi ciudad, pero tengo que hacer el esfuerzo de estar por un tiempo lejos de ellos, construyendo ese sueño que quiero lograr. Más que un sueño es una responsabilidad, poder seguir el camino que han hecho grandes maestros y que seguirán haciendo muchos chamos, de hacer que el cuatro se conozca a escala mundial.

Ese es mi propósito y tenía que irme. El sentimiento es muy duro, pero es mi lucha. También es muy duro ver que Venezuela se va por un abismo económico. Mucha gente se fue y ha demostrado que Venezuela es un país hermoso.

-¿Y su carrera como solista?

-Para 2023 hay muchas cosas chéveres. Tengo varias giras importantes. Acabo de grabar un disco con Sam Reider, que es jazzista y toca música folk americana. Él me enseñó esa música y yo a él le enseñé el folklore musical de Venezuela y logramos hacer un disco en el que se unen esas dos culturas. El disco se llama “Brooklyn Cumaná”. Ese disco está en todas las plataformas y estaremos de gira este año. También estaré de gira junto al trompetista trinitario Etienne Charles, muy importante en el mundo y él introdujo el cuatro en su proyecto. Es cuarteto trompeta, cello, contrabajo y cuatro. También estaré con Sofía Rey, que es una gran cantante argentina, y con mi proyecto solista voy a girar por Europa y quizá vuelva a Venezuela, como ya dije.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer Agropecuario de Venezuela y Latinoamérica en: Visión Agropecuaria

Relacionadas

Alarmas encendidas en FEDEAGRO ante crisis del país

Alarmas encendidas en FEDEAGRO ante crisis del país

Caracas-Venezuela.- La mañana de hoy, el presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela. (FEDEAGRO), Celso Fantinel ofreció…
Trabajadores del campo esperan poder producir frijol para el mercado interno

Trabajadores del campo esperan poder producir frijol para el…

Caracas-Venezuela.-El director de Leguminosas, Ramón Bolotin, estima que al menos un 98% del frijol verde que se produce en occidente venezolano…
FEDENAGA asegura que casos de fiebre aftosa en ganado venezolano dificulta su exportación

FEDENAGA asegura que casos de fiebre aftosa en ganado…

Caracas-Venezuela.- El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (FEDENAGA), Luis Prado, aseveró que la fiebre aftosa «dificulta» la…