Inicio Agricultura Fundación Danac conoce la identidad de sus cultivares a través de pruebas...

Fundación Danac conoce la identidad de sus cultivares a través de pruebas de ADN

637
0

La “huella genética” también llamada prueba de ADN, es una técnica que se utiliza para distinguir organismos de una misma especie utilizando muestras de su ADN.

Fundación para la Investigación Agrícola Danac ha generado distintas variedades e híbridos de arroz y maíz, los cuales disponen de la huella genética como una prueba científica debidamente establecida, que permite diferenciarlos de otros cultivares comerciales, nacionales e internacionales, con fines de exclusividad, autoría y respaldo legal a la institución.

Huella genética SD y MD

Huella genética de las variedades de arroz SD20A y MD248 de Fundación Danac.  A) Banda o alelo único para SD20A; B) Banda o alelo único para MD248.  

El ADN contiene toda la información genética necesaria para el desarrollo de los seres vivos, es único e invariable, se encuentra en todas y cada una de las células, a través de él, un organismo puede diferenciarse de otro. Una parte del ADN corresponde a genes o regiones que pueden estar involucrados en la determinación de características físicas y mentales, incluidas algunas enfermedades; mientras que el resto, puede utilizarse para establecer relaciones de parentesco o con fines identificativos.

Para Fundación Danac, la huella genética representa una herramienta útil en los programas de mejoramiento genético, principalmente en la identificación de variedades, aseguramiento de la pureza varietal, selección de progenitores, entre otros; y se determina mediante el uso de técnicas moleculares, entre las cuales se destacan las Secuencias Simples Repetidas (SSR) o microsatélites, que se definen como secuencias repetitivas de ADN altamente variables, que permiten visualizar la segregación de genes aportados por el padre y la madre, por lo que tienen una gran importancia en la investigación genética y agrícola.  

Gel de poliacrilamida

Gel de poliacrilamida

En seres humanos, la huella genética caracteriza a cualquier individuo igual o mejor que la huella dactilar y es mucho más precisa que otros métodos de identificación. El establecimiento de la huella genética es posible mediante el uso de herramientas biotecnológicas basadas en técnicas moleculares por medio de las cuales se logra el estudio directo del material genético.

Este estudio es independiente del efecto ambiental, se mantiene constante en diversos tejidos y etapas de desarrollo del organismo, ya que depende netamente del ADN; y así como proporciona información de mucha importancia en la medicina forense, pruebas de paternidad, compatibilidad en la donación de órganos, estudios de poblaciones de animales silvestres; también en plantas genera una valiosa información que permite diferenciar un cultivar de otro.  

Roselia Gallucci / Investigadora Laboratorio de Biotecnología Agrícola de Fundación Danac

Comenta ahora!