Exportación inconveniente / Pedro Piñate

Exportación inconveniente / Pedro Piñate

87
0
Compartir
Exportar 4.000 reses gordas supera el beneficio semanal actual de los 10 principales mataderos industriales del país.

Hay negocios privados de impacto público y negocios públicos de impacto privado, que los hacen sujetos de la opinión ciudadana. Ese es el caso de la exportación de ganado en pie a Iran anunciada sin detalle al inicio de agosto por el ministro de Turismo y Comercio Exterior en el objetivo oficial de “avanzar hacia la Venezuela Potencia” .  

En el sector ganadero, el anuncio se recibe con cautela al tiempo que la caída del consumo de carne por su carestía se devuelve como bumerán afectando la demanda y precios del ganado. Y es que aún aliviando el mercado en colocación y precio, el asunto no es tan simple por la cantidad de ganado que extraoficialmente se dice se exportará en un primer embarque de varios: 4.000 reses gordas o a medio engordar, entre 380 a 470 kg en pie similar a las que exporta al mismo destino Colombia.

“Exportar 4.000 reses gordas supera el beneficio semanal actual de los 10 principales mataderos industriales del país, su exportación recurrente e indeterminada sería detrimental a la oferta y demanda”.

Esta exportación reducirá más la oferta de ganado gordo al mercado nacional distorsionándolo  al crearse un megacomprador-exportador con entera posición de dominio. Más si tiene o logra apoyo del Estado que no recibe ni tiene el universo de ganaderos productores.

La menor oferta de carne al consumo puede presionar el alza de precios disminuyendo el consumo ya bastante deprimido (4 o menos kg/persona/año). Por otra parte beneficia a los exportadores e importadores de países destino comprando de oportunidad el ganado más barato del mundo, sin ofrecer premium alguno a los ganaderos nacionales por su ganado calidad de exportación.

Asunto de cuidado es el uso de un falso autoproclamado “estatus de libre de fiebre aftosa por vacunación de Venezuela”, no otorgado por la Oficina Internacional de Epizootias – OIE. Esto da a la exportación de ganado un carácter coyuntural no permanente, sujeto al acuerdo bilateral, creando falsas expectativas de exportación segura otros países.

Cómo sea que exportar 4.000 reses gordas supera el beneficio semanal actual de los 10 principales mataderos industriales del país, su exportación recurrente e indeterminada sería detrimental a la oferta y demanda interna.

En cuanto a mejor precio al ganadero, en Colombia el precio pagado por cabeza exportada a Iran de un embarque de 22.000 reses de 425 kg promedio, fue 545 US$. Aquí similares desde hace mes y medio las andan comprando por no más de 382 US$ o sea 163 US$ menos por cabeza (-30%).  Así ¿avanza la “Venezuela Potencia”?

Pedro Piñate /Notas Agropecuarias 

Lea también: La situación agroalimentaria / Pedro Piñate

 

No hay comentarios