Día de la Juventud venezolana

Día de la Juventud venezolana

138
0
Compartir

Hoy se celebra en nuestro país el día de la juventud, en conmemoración de aquel 12 de febrero de 1814 cuando un grupo de jóvenes en su mayoría estudiantes y seminaristas venezolanos, decidieron al lado de José Félix Rivas enfrentar en el suelo aragüeño de la ciudad de La Victoria enfrentar al Ejercito Realista de José Tomás Boves, siendo éste un hecho estelar en la lucha para nuestra independencia.

Desde VisiónAgropecuaria.com.ve “Periodismo Especializado” y #VisiónAgropecuariaRadio VAR 102.9  “la primera emisora agrícola de Venezuela”, queremos expresar a nuestros jóvenes venezolanos nuestras sinceras palabras de aprecio y admiración por todo el ímpetu y el anhelo de justicia y templanza que siempre los ha caracterizado.

Los  invitamos  a vencer nuevamente a cada Boves que revive en la ignorancia, en los desaciertos, en las injusticias, en la barbarie y en la acechanza, a que con gallardía y entusiasmo recuperemos la semilla pujante y prospera que se dispone a germinar en esta tierra rebelde y de la cual nacerá la nueva Venezuela.

Desde nuestros espacios,  a través de la pluma y del micrófono, del esfuerzo  y empeño con el cual hemos labrado cada pieza, con los que hemos escrito cada palabra y pronunciado cada frase; palabras que representan mucho para los campos que se mantienen verdes y que se niegan a morir a pesar del verano que los ha dejado con tan poco, queremos decirles que son ustedes la fuerza y la esperanza, que el suelo siempre van a estar abonado  para ver crecer ese país que todos deseamos, que tanto queremos y que sólo se podrá lograr con estudio, trabajo, sacrificio, constancia y honestidad.

“La juventud a lo largo de la historia ha dado su lucha, ha demostrado su templanza para derrotar fuerzas opresoras y así como Bolívar nombró a Rivas “vencedor de tiranos”; vamos pues jóvenes  a vencer todas esas sombras que nos enceguecen y nos conducen  a la más cruel y despiadada  destrucción”

Visión Agropecuaria / Zuleima Falcón

 

Lea También: La bendición de exportar

No hay comentarios