Antonio Escalona de UNAGANDES : Al bolívar hoy en día lo único...

Antonio Escalona de UNAGANDES : Al bolívar hoy en día lo único que le quedó fue el nombre – Parte I

96
0
Compartir
Antonio Escalona: Presidente de la Unión Agrícola y Ganadera de los Andes (UNAGANDES)

Trujillo, Edo. Trujillo.- Así lo dió a conocer el productor agropecuario, Antonio Escalona presidente de la  Unión Agrícola y Ganadera de los Andes (UNAGANDES), en la primera parte de una entrevista realizada durante el programa La Conversa, transmitido desde Lima-Perú por la emisora Trujillana Stéreo 105.4 FM y en diferido los días de lunes a viernes 6:00 pm, en nuestra emisora online Visión Agropecuaria Radio, conducido por nuestro  colega, cantante y locutor José Monagas.

 ¿El sector agro productivo venezolano, que ya venía atravesando una difícil situación, cómo se ha visto afectado con las medidas y restricciones que ahora por la pandemia ha implementado el gobierno nacional (vamos a decir que para proteger a la población), pero que por supuesto eso trae muchas otras aristas, qué se desprenden de allí?

 “Indudablemente, José, déjame hablarte de números: desde el 2014, el sector agro productivo nacional viene cayendo de manera vertical, esto significa que no hemos tenido ni un solo día en que hayamos crecido, simplemente hemos ido disminuyendo nuestra capacidad productiva día a día.  El Producto Interno Bruto(PIB) en el 2020 fue el 34% desde 1998, pero el PIB nacional por habitante, fue el 30% del 2012, eso quiere decir que estamos frente a un sector que está prácticamente llegando al colapso”.

 ¿Se ha vuelto a hablar por parte del ejecutivo de un  plan de créditos al Agro Nacional, creen que esto es un anuncio basado en la época pre electoral que se avizora?

 “Cuando hablamos de créditos, el crédito es un auxilio financiero, nosotros fuimos despojados, porque no podemos hablar ni siquiera de expropiación, porque la expropiación es un proceso legal que debe cumplirse bajo ciertos y determinados requisitos y esos requisitos fueron obviados arbitrariamente; entonces no es otra cosa que un despojo que le hicieron a muchos productores venezolanos, productores exitosos, con fincas que estaban produciendo al ciento por uno y que representaban la riqueza y el enriquecimiento genético del país, de allí podemos ir a esas unidades de producción, entre pequeñas, medianas y grandes y muy grandes que hoy en día están en completo abandono,  entonces hablamos de créditos de qué manera?

Claro que es una oferta retórica, demagógica, populista  y electorera. No tiene otro calificativo para una persona que está en el campo y que sabe de producir alimentos, simplemente son sectores afines al partido de gobierno que están siendo favorecidos mediante una “pantalla” que no es otra cosa que un favoritismo persuadista y partidista, pero nuestra banca, nuestro sistema financiero es un sistema financiero “enclenque”, no tiene absolutamente ningún tipo de sustento estructural desde el punto de vista financiero. El encaje legal decretado por el gobierno nacional quebró nuestros bancos, nosotros no teníamos como ir en estos últimos 20 años a una entidad financiera a poner nuestras tierras o nuestras bienhechurías como garantía, porque fuimos despojados de la propiedad privada, nosotros ya no somos dueños de nuestras tierras, tierras que en mucho de los casos tienen más de 200 años de tenencia y pasando de generación en generación  de familias y que hoy en día esa propiedad ya no existe,  porque simplemente mediante una firma, funesta, trágica, o un decreto, esa propiedad privada quedó abolida, entonces no hay garantía qué poner en una entidad bancaria, pero el banco de por sí, el sistema financiero ha sido debilitado hasta el punto que existe tal vez como “pantalla”, como un “guapeo”, esas empresas privadas de permanecer activas porque el capital que tienen ha sido secuestrado por el gobierno nacional, en cuanto tienen que tener un encaje legal, un dinero represado que debería estar productivo, debería estar en las carteras de créditos, incluyendo la cartera agrícola, entonces tenemos una cartera crediticia a nivel de la banca nacional con pírricos 128 millones de dólares aproximadamente , ¿qué es eso para Venezuela?, un país que tenía pujantes industrias que se manejaban con  créditos, pujante producción  agrícola y pecuaria que se manejaban con créditos, hoy en día el crédito no existe y todo esto  es una pantalla electorera que el gobierno proyecta a través de los medios de comunicación social, para beneficio propio, pero no para beneficio del productor agrícola.

  Los gremios agro productivos del país tienen más de cinco años, (tal vez me quede corto) anunciando que las reservas de productos solo  alcanzan para dos o tres meses, sin embargo, ese aparente colapso nunca llega, (no es que apostemos a que eso ocurra), pero ¿no crees tú que tales anuncios le restan credibilidad a los gremios, tomando en cuenta que a pesar de todo, todavía hay producción nacional?

“La única esperanza que podemos tener los agricultores y ganaderos en este país  es la que produce la unión entre nosotros mismos y esos son los gremios. Cuando hablamos de reservas, estas se activan cuando se deja de producir, es ese momento trágico en que vamos a tener un cortísimo periodo para morirnos de hambre, entonces es tan vital y heroico el papel que venimos haciendo los productores agrícolas que a pesar de toda estas circunstancias que hemos hablado las que todavía estamos por citar, vamos al campo todas las mañanas, nos levantamos con la esperanza puesta en el pecho, producimos alimentos, los llevamos a los centros de consumo y muchas veces regresamos aun con el dinero que no llega para solventar la inversión que hicimos inicialmente, pero ¿qué pensamos?- mañana me paro y lo vuelvo a hacer, porque es el resultado de la vivencia telúrica que nosotros como hijos de la tierra, no se trata solamente de una actividad económica y comercial, se trata de un sistema de vida, nosotros vivimos de eso y nuestros padres vivieron de eso, nuestros hijos van a vivir de eso.  Entonces es un papel vital que jugamos dentro de todo este órgano hermoso que se llama Venezuela y que nos estamos resistiendo abandonar. Cuando hablamos de reservas y ojalá nunca lleguemos a tener que echar mano de esas reservas, es cuando el último productor agropecuario de este país diga: ya no puedo más y eso es muy difícil que llegue ese día, hoy en día luchamos, hoy en día “guerreamos”.

Concluyó esta parte de la entrevista afirmando que todos los días los agricultores de su gremio, tienen la esperanza puesta en Dios y puesta en su trabajo de que en muy poco tiempo consolidarán una agricultura y una ganadería óptima y propia de la nueva Venezuela.

Visión Agropecuaria – Zuleima Falcón 

No hay comentarios