Contra el hambre y la pobreza / Pedro Piñate

Contra el hambre y la pobreza / Pedro Piñate

79
0
Compartir

“Ciertamente contra el hambre y la pobreza la necesidad de invertir más y mejor en la agricultura que es urgente y mundial, aquí  en Venezuela es impostergable”.

Comienza 2021 con el agravamiento de la crisis agroalimentaria y humanitaria. La falta de gasoil en el campo y en particular en las zonas de siembra imposibilita todas las labores mecanizadas. Los productores confrontan ya graves pérdidas al no poder sembrar las tierras preparadas y comprometerse otras tareas agrícolas  esenciales. La desesperación cunde ante la imposibilidad de producir las necesarias cosechas que deben suplir los mercados de las ciudades y cubrir los gastos fundiarios y la subsistencia.

De allí que sea de interés a los responsables del abastecimiento de alimentos y combustibles,  conocer cuánto gasoil necesitan nuestros agricultores. Aparte del requerido por bombas y motores estacionarios, el número y clase de tractores agrícolas operando es determinante. Así por ejemplo señalan los textos, que usando como referencia el tractor agrícola moderno  de uso más común  de potencia nominal 94 hp para una operación de aradura que signifíque un nivel de carga promedio de 85%, el consumo de gasoil es de 18,8 litros por hora. Un tambor de 200 litros de gasoil permitirá operar este tractor arando 10 horas y media. 

Sucediendo en  Venezuela que sobre 10 millones de venezolanos pasan hambre, 6 millones se han salvado de ella emigrando y que la pobreza alcanza al 95% de la población,  obvia es la necesidad de atender bien el campo y a los productores  De allí el mensaje del campo a quienes les dan la espalda y por acción u omisión son responsables de la hambruna y emigración masivas: “si no nos ayudan al menos déjenos trabajar en paz”.

Al respecto conviene saber que la FAO  recomienda el aumento de la inversión en la agricultura en todo el mundo por crucial para erradicar el hambre y la pobreza al año 2030. “A fin de alcanzar los dos primeros Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se necesita una inversión por encima y más allá del nivel actual de inversión en la agricultura y el desarrollo rural (…) Para que generen beneficios sostenibles para todos, es esencial que las inversiones se hagan de manera responsable – atendiendo a las necesidades de las comunidades, los agricultores, los inversionistas y el medio ambiente en general.”  Ciertamente contra el hambre y la pobreza la necesidad de invertir más y mejor en la agricultura que es urgente y mundial, aquí  en Venezuela es impostergable. 

Pedro Piñate

Lea También: Agricultura atada de pies y manos: Gremio de Ingenieros exige sincerar demanda de combustible de los productores

No hay comentarios